menu
Compartir

Leishmaniasis en gatos: contagio, síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz. 21 junio 2022
Leishmaniasis en gatos: contagio, síntomas y tratamiento

¿Es frecuente la leishmaniosis en gatos? ¿Cómo saber si un gato tiene la leishmaniosis? Son preguntas que se pueden hacer los cuidadores de gatos, especialmente si también tienen perros y saben la importancia que tiene esta enfermedad, frecuentemente si se encuentran en la cuenca mediterránea. Si bien la leishmaniosis felina es menos frecuente y patológica que en la especie canina, nuestros pequeños felinos también pueden contagiarse y tener síntomas, por lo que la prevención es clave para evitar esta enfermedad.

Si quieres conocer más sobre la leishmaniosis felina, continúa leyendo este artículo de SoyUnGato para saber cómo se contagia la leishmaniasis en gatos y qué síntomas y tratamiento tiene.

Qué es la leishmaniasis en gatos

La leishmaniosis felina es una enfermedad parasitaria causada por Leishmania infantum, un protozoo intracelular transmitido por un mosquito flebotomo. Es una enfermedad transmitida, por tanto, por vectores, no de gato a gato. Sin embargo, también se ha establecido la transmisión a través de transfusiones de sangre. Se trata de una enfermedad endémica de la zona mediterránea al ser el hábitat natural del mosquito transmisor del parásito.

La leishmaniosis es una enfermedad muy conocida en los perros, adquiriendo mayor consciencia e importancia la leishmaniosis felina en los últimos años. Es más frecuente que aparezca en los gatos que se encuentran con un cierto grado de compromiso inmunológico como los que están infectados con Toxoplasma gondii o del virus de la leucemia o inmunodeficiencia felina.

Síntomas de la leishmaniasis en gatos

La leishmaniosis felina clínica es aún poco recuente, incluso en las zonas endémicas de la enfermedad en la que circula mucho el parásito entre los perros. Se piensa que los gatos son más resistentes a la parasitación que los perros, pero también se trata de una enfermedad infradiagnosticada en gatos por parte de los veterinarios clínicos.

Dentro de los síntomas más frecuentes de la enfermedad en los gatos encontramos:

  • Las lesiones cutáneas y mucocutáneas: como la dermatitis ulcerativa y nodular en la cabeza o extremidades distales.
  • La linfadenomegalia.
  • La hipergammaglobulinemia.

Otros síntomas menos frecuentes pero que pueden aparecer en los gatos con leishmaniosis son:

  • Los signos oculares: como la uveítis.
  • Las lesiones orales: como estomatitis crónica o nódulos en mucosa gingival y/o lengua.
  • La palidez de las mucosas.
  • La anorexia.
  • La pérdida de peso.
  • La letargia.
  • La anemia no regenerativa y proteinuria.

Entre los síntomas ocasionales por su poca frecuencia podemos encontrar la ictericia o coloración amarillenta de las mucosas, aumento del tamaño del hígado y del bazo, caquexia, fiebre, diarrea, vómitos, aumento de la sed y de la micción, deshidratación, disnea, rinitis, abortos, hipotermia, azotemia, hipoalbuminemia, pancitopenia y aumento de macrófilos o neutrófilos.

Leishmaniasis en gatos: contagio, síntomas y tratamiento - Síntomas de la leishmaniasis en gatos

Contagio de la leishmaniasis en gatos

La leishmaniosis en los gatos es transmitida mediante la picadura de un mosquito flebotomo, que puede infectar tanto a los gatos como las personas o los perros a través de sus hábitos alimenticios con las picaduras. Esto se debe a que los mosquitos transmisores de la enfermedad son poco selectivos, alimentándose de la sangre de cualquier mamífero, incluyendo las aves y a la vez que pica es capaz de expulsar saliva contaminada de Leishmania infantum.

Por este motivo, la enfermedad puede afectar a nuestras mascotas y nosotros mismos, siendo las lesiones cutáneas el síntoma que más frecuentemente se encuentra, aunque la apatía y la desgana son síntomas también comunes, aunque en las personas no es tan grave como en los perros y los gatos. También se ha establecido que la enfermedad se puede transmitir a través de la sangre de un animal infectado mediante una transfusión de sangre.

Leishmaniasis en gatos: contagio, síntomas y tratamiento - Contagio de la leishmaniasis en gatos

Diagnóstico de la leishmaniasis en gatos

Si se sospecha que un gato pueda tener leishmaniosis se debe realizar una analítica de sangre completa, una bioquímica y un análisis de orina para encontrar la presencia de hiperglobulinemia, alteraciones renales como azotemia o anemia no regenerativa que son alteraciones laboratoriales sugerentes de esta enfermedad.

Además, se debe realizar un diagnóstico más específico a nivel laboratorial como el diagnóstico inmunológico y el diagnóstico parasitológico.

Diagnóstico inmunológico

Dentro de las técnicas de laboratorio que son útiles para la detección de leishmaniosis en los gatos encontramos las siguientes:

  • Inmunofluorescencia indirecta (IFI).
  • Detección de anticuerpos.
  • Western-Blot.
  • Prueba de Antiglobulina Directa (DAT).
  • ELISA.

Diagnóstico parasitológico

Este método consiste en detectar el parásito mediante pruebas como:

  • Evaluación a través de una citología de lesiones cutáneas, mucosas o mucocutáneas como muestras de nódulo linfático y médula ósea.
  • Evaluación mediante histología de cualquier lesión cutánea, mucosa o mucocutánea sospechosa previa biopsia. Se les puede hacer inmunohistoquímica y PCR a las mismas.
  • PCR de cualquier lesión cutánea, mucosa o mucocutánea, así como de médula ósea, sangre, nódulo linfático, tejido oral o conjuntivo.
  • Cultivo de lesión cutánea, mucosa o mucocutánea, nódulo linfático, sangre o médula ósea.

Estas pruebas se realizan especialmente cuando los títulos de anticuerpos son negativos o positivos bajos para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento de la leishmaniasis en gatos

Se recomienda tratar a los gatos con el mismo tratamiento que se les da a los perros, es decir el alopurinol, a dosis de 10 mg/kg/12 h o de 20 mg/kg/24h durante al menos 6 meses. Es importante que los gatos tratados con este fármaco vengan a revisión a fin de ser controlados mediante analítica de las posibles alteraciones y efectos adversos que puede ocasionar.

Con menos frecuencia se puede usar antimoniato de meglumina a dosis de 20-50 mg/kg/24h por vía subcutánea durante un mes. Es importante no combinar ambos tratamientos por el riesgo de toxicidad.

Leishmaniasis en gatos: contagio, síntomas y tratamiento - Tratamiento de la leishmaniasis en gatos

Cómo prevenir la leishmaniasis en gatos

La mejor forma de acabar con la enfermedad es una buena prevención de nuestros pequeños felinos, pues como hemos visto el tratamiento tiene su grado de complicación y consecuencias en la salud del gato. La mejor prevención es la combinación de varias medidas profilácticas como las siguientes:

  • Evitar que nuestros gatos salgan a la calle, especialmente al atardecer: ya que es cuando más mosquitos hay en el ambiente.
  • Poner mosquiteras en las ventanas: para evitar que entren los mosquitos.
  • Utilizar repelentes de insectos en el hogar.
  • Aplicar un collar antiparasitario preventivo a nuestros gatos: si se encuentran en zona de riesgo y salen o están en contacto con el exterior por balcones o terrazas. También se puede hacer mediante pipetas. Quizás te interese esta Guía completa para desparasitar a un gato.
  • Vacunación en casos de zonas endémicas de leishmaniosis.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Leishmaniasis en gatos: contagio, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades.

Referencias
  1. LeishVet. (2018). Leishmaniosis canina y felina. Disponible en: https://www.leishvet.org/wp-content/uploads/2018/09/ES-Guidelines.pdf
Bibliografía
  • J. Guillot, L. Chabanne. (2019). Guía de enfermedades transmitidas por vectores en perros y gatos. Editorial SERVET.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Leishmaniasis en gatos: contagio, síntomas y tratamiento
1 de 4
Leishmaniasis en gatos: contagio, síntomas y tratamiento

Volver arriba