La Rinotraqueítis felina

La rinotraqueítis en mininos es una enfermedad vírica muy común, sobre todo en los gatitos más jóvenes. Afecta a las vías respiratorias altas y es muy contagiosa, curable si la tratamos a tiempo. En caso contrario puede ser mortal.

Si quieres conocer un poco más sobre esta enfermedad, te mostramos cómo se contagia, cuales son los síntomas de la rinotraqueítis y cómo curarla.

Síntomas de rinotraqueítis en gatos

La presentación de la rinotraqueítis en los gatos abarca formas leves, que cursan como un simple resfriado, y graves, en las que el gato puede llegar a fallecer de inanición y deshidratación.

Esto se da más frecuentemente en cachorros, gatos adultos de colonias callejeras, que no están vacunados y soportan peores condiciones de vida, o gatos con enfermedades previas o ancianos que van a tener un sistema inmunitario debilitado.

Los signos clínicos de que un gato está padeciendo rinotraqueítis son los siguientes:

  • Secreción nasal abundante y de aspecto purulento que, al secar, forma una costra taponando la nariz.
  • Conjuntivitis que se manifiesta mediante una secreción ocular intensa y amarillenta. Los párpados pueden llegar a pegarse. Afecta a los dos ojos.
  • Dificultades para tragar, debido al dolor que provoca la inflamación de la tráquea. – Algunos gatos mantienen el cuello estirado en un intento de respirar mejor.
  • Hipersalivación, porque el gato no puede tragar bien o tiene lesiones bucales.
  • Anorexia, debido al dolor y a la pérdida de olfato que produce la mucosidad el gato no puede comer.
  • Deshidratación, porque el gato tampoco consigue beber.
  • Estornudos y tos.
  • Fiebre, aunque los gatos muy graves y deshidratados pueden presentar hipotermia.
  • Heridas en la boca.
  • Apatía.

gato-con-secrección-nasa

¿Qué causa la rinotraqueítis en los mininos?

La rinotraqueítis es una enfermedad vírica que causan dos tipos de virus: el herpesvirus y el calicivirus. En un gato pueden estar presentes ambos o solo uno de ellos.

El herpesvirus suele producir una sintomatología más grave. El calicivirus origina menor secreción nasal pero es responsable de las úlceras bucales que pueden apreciarse en la lengua, el paladar e incluso la nariz. Algunas cepas de calicivirus causan cojeras en gatitos.

Estos virus se transmiten mediante las secreciones orales, nasales y oculares. El daño que producen en el organismo es aprovechado por bacterias, que ingresan en el cuerpo y dan lugar a infecciones secundarias que van a requerir tratamiento antibiótico.

gato-en-revisión-veterinaria-contra-la-rinotraqueítis

Tratamiento para la rinotraqueítis

Al ser una enfermedad vírica, no tiene cura, pero sí podemos tratar sus síntomas y fortalecer el sistema inmunitario del gato para que consiga controlar el virus.

Así, lo primero es la hidratación, para lo que puede necesitarse la administración de suero intravenoso. Esto implica el ingreso en la clínica veterinaria. También puede darse analgesia para aliviar el dolor.

Es muy importante limpiar las secreciones que se van a secar alrededor de los ojos y de la nariz, para favorecer la respiración del gato y, en el caso de los ojos, permitir que la medicación penetre bien en el globo ocular, ya que se va a prescribir colirio antibiótico y antibiótico oral para combatir las infecciones bacterianas secundarias.

Hay que saber que, si los ojos no se tratan, se producirá una úlcera corneal que puede llevar a tener que extirpar uno o los dos ojos. Estos supuestos corresponden a las presentaciones más graves de la rinotraqueítis, habiendo manifestaciónes más leves que no requieren ingreso pero sí tratamiento en casa.

Es muy importante que el gato coma, para lo que podemos recurrir a alimentos específicos para la convalecencia, latas o su comida favorita, que podemos ofrecer tibia para que le resulte más apetecible.

A algunos habrá que ayudarles utilizando una jeringuilla, siempre desde el lateral para no provocar atragantamientos. Los antivirales no parecen dar muy buen resultado con estos virus.

Evitar el contagio ¿Es posible?

Si tenemos varios gatos y uno enferma, lo ideal sería que los mantuviésemos separados, ya que, de lo contrario, es probable el contagio, pues este se produce de gato a gato. Los comederos y el arenero deben ser de su uso exclusivo.

Como también se pueden transmitir estos virus a través del contacto con superficies infectadas como ropa o utensilios, en los que estos sobreviven hasta una semana, debemos lavarnos bien las manos tras manipular al gato o, mejor, usar guantes desechables y cambiarnos la ropa.

gato-poniendose-la-vacuna-para-la--rinotraqueinitis

Cómo prevenir la rinotraqueítis en gatos

Ya que existe vacuna contra esta enfermedad, la mejor prevención es la implantación de un correcto calendario de vacunaciones. Las vacunas no garantizan una protección completa pero sí ayudan a que el gato, si se infecta, pase la enfermedad de una manera más leve.

Para resumir, las vacunas presentan el virus al organismo, desencadenan la reacción del sistema inmunitario y crean memoria, de forma que, si se produce el contacto con el virus de manera natural, ya están preparadas las defensas. Como estos virus pueden presentarse en diferentes cepas, la vacuna intenta cubrir el mayor número posible de ellas.

Los portadores

Aunque un gato supere la rinotraqueítis, los herpesvirus quedan en su organismo de por vida y pueden volver a manifestarse en momentos de estrés, al disminuirle las defensas. Lo habitual es que en esas ocasiones el cuadro clínico sea leve, con ligera secreción nasal y/u ocular y estornudos.

Igual que los gatos con la enfermedad activa, los portadores eliminan el virus en sus secreciones en esos momentos de estrés, pudiendo contagiar a otros gatos. El calicivirus, en cambio, se excreta solo durante un tiempo tras la recuperación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí