¿Cuál es la mejor arena para gatos?

Por su propia genética los gatos necesitan tapar sus deposiciones. En consecuencia, si convives con un felino te conviene conocer los distintos tipos de arena que existen en el mercado para saber sus ventajas e inconvenientes y seleccionar la más adecuada para tu gato y para ti.

¿Sabes que la primera arena para gatos data de finales de la década de los 40 del siglo XX? Se trataba de un sucedáneo de arcilla que rápidamente se popularizó entre los dueños de gatos por su capacidad absorbente. Desde entonces la oferta se ha diversificado enormemente y ante tantas variantes, ¿cuál elegir? Te lo aclaramos a continuación.

Tipos de arena para mininos

Pese a que el uso del arenero y los aspectos relacionados con él no son de los más populares cuando de felinos se refiere, acertar con la que utilizarás en tu hogar no es un tema menor, a tenor de la transcendencia que tu mascota confiere a la higiene. Por ello, presta atención a la tipología de arenas existente y a sus características.

arena-para-gatos-a-base-de-sepiolita
Arena para gatos con base de Sepiolita

La arena de “piedritas” de toda la vida

La arena a base de sepiolita constituye la versión más antigua y tradicional. Seguro que la has visto en más de una ocasión, ya que por su trayectoria y bajo precio es la más fácil de adquirir. La hallarás en cualquier supermercado. Además, en Madrid contamos con una de las mayores minas de sepiolita de Europa.

La sepiolita es un mineral ligero, fibroso y muy poroso que muchas veces se confunde con la atapulgita, puesto que comparten muchas de sus propiedades y de su composición. Su fortaleza más sobresaliente es su capacidad de absorción. Sin embargo, al ser tan poroso la orina de tu gato acabará filtrándose por toda la bandeja sanitaria.

Además de obligarte a limpiar con agua y jabón el arenero, deberás reponer la arena cada semana porque no desodoriza. De hecho, al contacto con la orina desprende un fuerte olor a amoníaco. Igualmente, merece tu atención que suelta mucho polvo y que esté, además de ensuciar, puede afectar a las vías respiratorias de tu mascota si es inhalado.

bentonita
Arena para gatos con base de Bentonita

Arena de bentonita

Esta variedad de arcilla impermeable suele mezclarse con minerales para lograr una textura granulada. Atesora una potente capacidad de absorción (llega a absorber 5 veces su peso). También es aglomerante y forma rápidamente una especie de pegote seco al entrar en contacto con la orina del gato.

La bentonita sódica tiene propiedades antibacterianas y difumina los malos olores con moderada eficacia, lo que te permite esperar entre 2 y 6 semanas para reponer la arena por completo. Dadas su capacidad para eliminar toxinas y optimizar la absorción de los nutrientes también es empleada en la industria alimentaria.

sílice
Arena para gatos con base de Sílice

Arena de sílice

Está fabricada con silicato de sodio. Sin embargo, algunos lo confunden con el silicio. A diferencia de este, el sílice no es tóxico y posee un elevada capacidad de absorción de la humedad. No en vano, puede llegar a doblar su volumen al absorber líquidos. Su poder de absorción y de aglomeración son reseñables, pero no constituyen su principal fortaleza.

Nos referimos a sus propiedades antibacterianas y desodorizantes. Con esta arena no tendrás que preocuparte de los malos olores. Además, cuando tu gato orine pasará de su color blanco original al amarillo avisándote de la necesidad de retirar esa bolita de orina. De hecho, se trata de la arena que más tiempo aguanta en perfectas condiciones.

No requerirás reemplazar la arena hasta pasadas 4 semanas, algo que amortiza su mayor precio. Como inconveniente, merece tu atención que la arena de perlas de sílice de algunas marcas contiene polvo que si es inhalado por tu mascota puede resultar cancerígeno a la larga.

arena-vegetal
Arena vegetal para gatos

Arena vegetal

Representa la modalidad de arena para gatos más novedosa y ecológica. Está fabricada a base de papel reciclado, serrín, madera prensada, virutas de maíz, tallos de trigo o de cáscaras de nuez, entre otros componentes. Algunas de las que contienen serrín están elaboradas con madera sobrante de otros usos, en lugar de procedente de árboles talados.

Al ser biodegradable podrás desechar los residuos que genere tu gato a través de la basura orgánica. Esta arena absorbe, aglomera (aunque no tanto como la bentonita) y elimina los malos olores (no tanto como el sílice).

Por contra, su bajo peso hará que se pegue a las patas de tu minino y deberás barrer a diario el perímetro del arenero. Con una retirada diaria de las deposiciones, esta arena puede permanecer en buenas condiciones hasta 1 semana. Su precio es elevado, similar al de la arena de sílice (unas 4-6 veces el precio de la arena de sepiolita).

Consejos para elegir la arena adecuada

Existen varias recomendaciones que te ayudarán a acertar en la selección de la arena y a llevar a cabo un uso más inteligente de la misma.

  • En el caso de las arenas a base de sepiolita, de sílice o en las elaboradas con serrín resulta conveniente tamizarlas. Sal al exterior y utiliza un colador al verter la arena en la bandeja sanitaria. Espera a que se pose antes de facilitársela a tu gato.
  • Emplea una pala cuyos agujeros sean acordes al grano de la arena. De este modo, no la malgastarás al realizar la higiene diaria.
  • Opta por los areneros con reborde hacia dentro o coloca alfombrillas bajo este con el fin de contener la cantidad de arena que tu mascota saque al exterior al sacudir sus patas.
  • Rehúsa las arenas con aromas fuertes u olores artificiales. Es muy probable que tu minino las rechace.

En definitiva, para determinar cuál es la mejor arena para gatos deberás fijarte en la cantidad de gatos con los que convives, cuál es tu presupuesto o tu disposición a soportar malos olores y a reponerla con asiduidad.

Los cambios, siempre graduales

Nunca cambies la arena si tu gato está a gusto con la suya, a menos que te veas obligado a ello porque, por ejemplo, ya no la encuentras disponible.

Para minimizar el estrés que todo cambio provoca en los felinos, si decides cambiar de marca o de tipo de arena deberás proceder de modo gradual, usando a la vez ambas arenas o reservando una arenero para la que ya conoce y otro para la nueva.

No olvides consultar la etiqueta del fabricante para conocer las especificidades de cada arena, así como sus recomendaciones de uso. La arena que mezcla las perlas de sílice con la bentonita te garantiza capacidad aglomerante, durabilidad y 0 malos olores. Ahora te toca a ti escoger la que consideres mejor.