menu
Compartir

¿La leche es buena para los gatos?

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 31 agosto 2022
¿La leche es buena para los gatos?

Popularmente, acostumbramos a asociar a los gatos con la leche de vaca, pero, ¿es en realidad un alimento recomendado para ellos? En un primer momento puede parecer que sí, como animales mamíferos que son, pero, al igual que sucedería en las personas, el consumo de leche estaba restringido a la materna y no se prolongaba más allá de la etapa de lactancia.

Entonces, ¿podemos darle leche a nuestro gato o es mejor evitarla? En este artículo de SoyUnGato nos vamos a centrar en responder a la pregunta de si la leche es buena para los gatos o no, diferenciando si se trata de gatitos o de adultos, así como las distintas variedades de esta bebida.

También te puede interesar: Cómo hacer helados para gatos

¿Los gatos pueden beber leche?

La respuesta rápida a esta pregunta es que sí, los gatos pueden beber leche de vaca o de otros mamíferos, pero hay que matizar esta respuesta, ya que, tal y como decimos que es posible que la beban, también hay que saber que no la necesitan dentro de una alimentación equilibrada, pues los nutrientes que esta ofrece están también en otros alimentos que sí son imprescindibles para ellos. Además, es probable que algunos ejemplares directamente no la toleren, puesto que la leche materna se genera para cubrir el periodo de lactancia. Por ello, únicamente las crías deberían tomar la leche de su madre.

Esto sucede porque los gatos experimentan el mismo proceso que los humanos en lo que a la digestión de la leche se refiere. Así, los gatitos nacen con las enzimas capaces de digerir la lactosa, que es el azúcar de la leche, ya que esta va a ser su alimento durante los primeros meses de vida. Con el tiempo, estas enzimas, llamadas lactasas, van desapareciendo, lo que hace que la leche no sea bien digerida y su consumo, por lo tanto, origine problemas digestivos como molestias o heces blandas. Así, podemos encontrarnos con gatos que toleren el consumo de leche en mayor o menor cantidad, mientras que otros tendrán molestias debidas a la intolerancia a la lactosa o tolerarán solo el consumo de derivados como el yogur o el queso, que contienen menos lactosa. De todas formas, aunque nuestro gato tolere la leche, no debe ser el ingrediente principal de su menú.

En este punto hay que tener clara la diferencia entre la intolerancia a la leche, que es el proceso que hemos comentado, y la alergia, que es una reacción de hipersensibilidad en la que se ve involucrado el sistema inmune. Los gatos con alergia manifestarán otra sintomatología, que suele incluir el picor como signo clínico principal. Si sospechas que es lo que le sucede a tu gato, no le des leche ni ningún producto que la contenga y consulta con el veterinario.

¿Los gatos pueden beber leche semidesnatada?

Si nuestro gato no presenta ninguna intolerancia ni alergia a la leche, sí podría tomar leche semidesnatada, exactamente igual que la entera, es decir, de forma ocasional. La leche semi o desnatada contiene menos calorías, por lo que podría ser mejor opción para gatos que necesitan cuidar su peso.

¿Los gatos pueden beber leche sin lactosa?

Si el problema del gato es la intolerancia a la lactosa, que no la alergia, ofrecerle una variedad sin ella puede ayudar a que consiga digerirla mejor y, por tanto, no le cause ninguna molestia o estas sean mínimas, ya que cierta cantidad de lactosa van a seguir conteniendo, aunque sea pequeña. Pero esto no quiere decir que podamos convertirla en el ingrediente principal de su dieta. Igualmente solo se debe dar de manera ocasional.

¿Los gatos pueden tomar leche vegetal?

En primer lugar, hay que saber que leche solo es el líquido producido por las mamas de las mamíferas. En este caso, estamos ante bebidas a base de agua y un componente vegetal, como la avena, la almendra, el arroz, el coco, la soja, etc. Si estos alimentos no los introducimos de manera habitual en la dieta de nuestro gato, tampoco tiene sentido que se los ofrezcamos de forma líquida.

Hay que recordar que el ingrediente principal de la dieta de los gatos, como carnívoros que son, es la proteína de origen animal, procedente de la carne o del pescado. No hay ninguna necesidad de sobrecargarlo de proteínas vegetales o carbohidratos que no necesita, le pueden dificultar la digestión e incluso provocar reacciones alérgicas. Por otra parte, muchas de estas bebidas contienen ingredientes poco recomendables, como el azúcar.

¿Se le puede dar leche a un gato de un mes?

Ya hemos visto que la leche puede ser buena para los gatos adultos que la toleren, aunque no es un ingrediente que deba ofrecerse a diario, pero qué ocurre con los gatos bebés. Un gato de un mes debería estar tomando leche, pero única y exclusivamente la de su madre. La lactancia materna se recomienda desde el nacimiento hasta, como mínimo, las 8 semanas de vida. En los casos en los que falta la madre, los gatitos deben ser alimentados con leche formulada específicamente para ellos. Se trata de una leche de vaca que se modifica para que sus nutrientes se adapten a las necesidades de los gatitos, igual que la leche artificial que se les puede ofrecer a los bebés humanos.

Darles leche de vaca o de otro mamífero no va a cubrir sus necesidades nutricionales, precisamente porque cada leche está adaptada a su cría. Además, podría provocarles trastornos digestivos como vómitos o diarrea, que pueden ser potencialmente fatales en animales tan vulnerables que se deshidratan con tanta facilidad.

Si el gatito, por cualquier circunstancia, estuviese destetado, tampoco sería necesario darle leche de vaca, pero, si queremos ofrecérsela, deberíamos seguir las mismas pautas que en los gatos adultos, es decir, a modo de premio y de manera ocasional, nunca como ingrediente principal. Si queremos darle leche porque, por ejemplo, todavía le cuesta comer alimentos sólidos, tendríamos que escoger la formulada específicamente para gatitos y dársela según las instrucciones del fabricante. En este otro artículo explicamos Cómo cuidar a un gato de un mes.

¿La leche es buena para los gatos? - ¿Se le puede dar leche a un gato de un mes?

¿Qué gatos pueden tomar leche?

Podrían tomar leche de vaca los gatos que la toleren. Para saber si es el caso de nuestro ejemplar, podemos ofrecerle una pequeña cantidad a modo de prueba y observar su reacción. Si presenta náuseas, vómitos, diarrea, gases o inflamación abdominal, es posible que sea intolerante a la lactosa, con lo que no deberíamos incluir la leche en su dieta. En caso contrario podríamos ofrecérsela de manera ocasional.

¿Cómo dar leche a un gato?

En general, le puedes dar leche de vaca a tu gato de vez en cuando, si no tiene intolerancia a la lactosa. Si sigues una dieta casera, será el experto en nutrición felina quien te diga cómo incorporarla a la dieta y en qué cantidades para mantener un menú equilibrado. No obstante, insistimos, estamos ante un ingrediente totalmente innecesario.

Si queremos darla como premio de vez en cuando, no es que haya una cantidad fija para todos los gatos, pues, como hemos visto, cada ejemplar tendrá su rango de tolerancia. A modo de orientación, los premios pueden suponer un 5-10 % de la ración diaria, aunque no deben ofrecerse todos los días. Será más que suficiente con un poco de leche 1-2 veces por semana o incluso menos.

En este otro artículo te explicamos Cómo alimentar a un gato dependiendo de su edad.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿La leche es buena para los gatos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comida casera.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿La leche es buena para los gatos?
1 de 2
¿La leche es buena para los gatos?

Volver arriba