menu
Compartir

La eutanasia en gatos

 
Por Laura García Ortiz. Actualizado: 23 noviembre 2022
La eutanasia en gatos

Eutanasiar a un gato puede ser una decisión muy dura para los cuidadores felinos, pues se trata de un compañero de vida, un ser con el que se ha vivido probablemente muchos años y con el que se ha adquirido un fuerte vínculo. La eutanasia es el procedimiento de provocar la muerte de un animal sin estrés, ansiedad, temor ni dolor, realizándose cuando las condiciones de calidad de vida de un gato son muy cuestionables, generalmente por enfermedades en estadios finales o incurables que provocan dolor, inmovilidad, estrés y otros síntomas negativos e irreversibles en nuestros gatos.

Si deseas conocer más información sobre la eutanasia en gatos, en qué consiste, cómo se realiza, qué tipos hay, cuánto cuesta y las causas que la indicarían, continúa leyendo este artículo de SoyUnGato.

También te puede interesar: Plantas tóxicas para gatos

Qué es la eutanasia en gatos

La eutanasia es una práctica médica voluntaria que consiste en la aceleración y provocación de la muerte del animal con enfermedades muy avanzadas o incurables que estén condicionando su calidad de vida. Se trata de un procedimiento para evitar el dolor y el sufrimiento que dichos problemas causan en los gatos y que repercuten gravemente en su calidad de vida.

La eutanasia consiste en la inyección generalmente en forma de vía intravenosa de fármacos para detener las constantes vitales de nuestros gatos de forma permanente e irreversible. Primero se realiza una sedación o anestesia del gato para que no sea consciente del procedimiento y podrá tardar hasta 20 minutos, aunque generalmente es menos.

Pasado este tiempo, se le administrará el eutanásico como el pentobarbital sódico cuya acción es rápida, deprimiendo el sistema nervioso central por reducción del consumo de oxígeno cerebral, paro respiratorio por la depresión del centro respiratorio medular y posteriormente se produce la muerte cerebral y la parada cardíaca, por lo que el procedimiento no suele extenderse más allá de 20 o 30 minutos.

Además, en la mayoría de centros veterinarios podrás tener tiempo para despedirte de tu gato y se realizará el procedimiento de forma tranquila y sin prisas.

Tipos de eutanasia para gatos

La eutanasia puede ser dividida a su vez en tres tipos, dependiendo de la forma en la que llevar a cabo el procedimiento de sacrificio del animal, como puede ser el usar fármacos o no usarlos.

  • Eutanasia indirecta: este tipo de sacrificio de nuestros gatos consiste en el uso de algún tipo de tratamiento para su problema o enfermedad pero que puede acelerar su muerte. Suele ser la forma más traumática pues el gato podrá sufrir más y encontrarse peor siendo difícil para los cuidadores. acompañemos a nuestra mascota en sus últimos momentos de vida para que se sienta más tranquila y no tenga miedo.
  • Eutanasia activa: consiste en el procedimiento anteriormente indicado de eutanasia, la que se suele realizar administrando un agente con capacidad anestésica a alta dosis. Es el mejor método para que el gato no sufra más y resulte menos traumático.
  • Eutanasia pasiva: consiste en agilizar la muerte del gato de forma natural evitando el tratamiento de la enfermedad o cualquier fármaco que pueda alargarle un poco la vida. No es un método rápido y también resulta traumático y agonizante al ver que nuestro pequeño felino se encuentra cada día peor.
La eutanasia en gatos - Tipos de eutanasia para gatos

¿Los gatos sufren con la eutanasia?

¿Qué siente un gato cuando le aplican la eutanasia? ¿Sufren? No, los gatos no sufren con la eutanasia. Este procedimiento es totalmente indoloro para tu gato pues se encuentra inconsciente y sedado cuando se le realiza, de esta manera no es nada traumático, no le causará estrés y ni se enterará.

No es extraño que tras realizar la eutanasia tu gato presente una especie de respiración profunda, temblores o espasmos musculares involuntarios que duran unos segundos pues es algo totalmente normal y nunca debe ser confundido con que el pequeño felino permanezca con vida y mucho menos esté agonizando.

Debes saber que puedes estar al lado de tu gato mientras se le practica la eutanasia, lo que además suelen agradecer al ver por última vez su cara más querida despidiéndole y tranquilizándole, especialmente si son gatos muy esquivos y miedosos con los extraños. Sin embargo, si ves que es demasiado duro o no podrías soportarlo no te sientas culpable, pues en ese caso tu pequeño felino podría detectar tu angustia y estresarse más.

La eutanasia en gatos - ¿Los gatos sufren con la eutanasia?

Cuánto cuesta la eutanasia para los gatos

Aunque depende mucho del centro y del lugar, generalmente el precio de la eutanasia en el centro veterinario se suele situar entre los 40 y los 70€. Algunos centros veterinarios ofrecen la posibilidad de dormir a tu pequeño felino en tu hogar, algo que resulta atractivo especialmente si tu gato es particularmente miedoso o se encuentra muy débil para movilizarlo.

Ten en cuenta que la eutanasia a domicilio va a ser más cara, pues debes contar con el transporte hasta tu hogar y el tiempo de más empleado por la movilización del profesional veterinario que se vaya a encargar del procedimiento.

Cuándo se debe aplicar la eutanasia en gatos

La eutanasia en los gatos es un procedimiento totalmente indicado cuando tiene una enfermedad crónica e incurable que está repercutiendo negativamente en su calidad de vida, debido al:

  • Dolor y malestar
  • Estrés
  • Debilitamiento progresivo

Los cuidadores de gatos enfermos saben cuando su gato ya no está bien y son conscientes de que lo mejor es no prolongar más esa agonía.

Un gato, como cualquier ser vivo que siente y padece, merece vivir con calidad de vida para poder disfrutar y realizar sus funciones y actividades con fuerzas y ganas. Esto no ocurre cuando se sienten mal y se desgastan día a día, no queriendo (o no pudiendo) comer, beber, jugar, saltar, explorar o simplemente descansar bien o incluso moverse.

Eso no es calidad de vida, una vida en constante sufrimiento no es bienestar para tu gato, y tampoco para ti. La eutanasia es también una forma de cuidar a tu gato cuando los cuidados habituales y específicos según la enfermedad ya son insuficientes.

Qué pasa después de la muerte de un gato

Una vez un gato fallece es necesario darle de baja en la plataforma de registro siempre que esté identificado y proceder a su incineración o entierro. Si decides por incinerar, debes añadir este precio al de la eutanasia. La incineración puede ser individual o colectiva dependiendo de si se incinera solo tu gato o si lo hace junto con otros animales.

La incineración individual es más costosa que la colectiva pudiendo superar los 200€ y te permite obtener las cenizas de tu gato. En otros casos existe la posibilidad de realizar el entierro por cuenta del cuidador aunque no se suele permitir enterrar a los gatos en las áreas urbanizadas más allá de los cementerios para animales o en el jardín de tu casa siempre que sea legal en tu lugar de residencia y seas el propietario del terreno y no si estás alquilando a no ser que el propietario te deje hacerlo.

Cómo afrontar la muerte de tu gato

Que tu pequeño felino haya tenido que ser sacrificado o haya fallecido por otras causas es un momento de gran estrés y desolación para su cuidador. No te inhibas de mostrar tus sentimientos, liberar tus emociones te hará sentir más calmado y es un tipo de terapia para afrontar el duelo.

Nunca debes sentirte culpable de "haber provocado" que tu gato muera, pues no es así, solo has acortado su agonía y le has dado la oportunidad de tener una muerte digna, sin estrés y sin dolor, lo que tu pequeño felino se merecía. Debes sentirte agradecido de haber compartido tu vida con tu gato y de lo bien que lo has cuidado y lo querido que seguro se habrá sentido contigo.

Puedes conservar los recuerdos de tu pequeño felino para que no deje de estar de alguna manera en tu vida más allá de en tus pensamientos y si lo necesitas, ir a terapia psicológica podría ayudarte a superar el duelo de forma menos estresante y rápida.

Si tienes niños debes hablar de ello con naturalidad y hacerles sentir agradecidos también por haber compartido vida con el pequeño felino. A algunas personas realizar un velatorio para despedir al gato les hace ayudar a superarlo y de alguna manera honrar a su gato.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a La eutanasia en gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

Bibliografía
  • Gemfe, A. (s.f). Eutanasia. Disponible en: https://www.avepa.org/articulos/eutanasia.html
  • Aragonés J., Capacés J., Mendieta R., Román B., Verde, M. (2004). Veterinarios y el final de la vida Eutanasia: Un acto clínico complejo. Prin Center, S.A.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
La eutanasia en gatos
1 de 3
La eutanasia en gatos

Volver arriba