menu
Compartir

Hiperestesia felina: tratamiento, causas y síntomas

 
Por Laura García Ortiz. 31 octubre 2022
Hiperestesia felina: tratamiento, causas y síntomas

"A mi gato le dan ataques de locura" es una frase que pueden comentar los cuidadores de gatos con hiperestesia felina en el centro veterinario cuando los llevan preocupados por su distinto comportamiento, obsesivo-compulsivo y alterado, además de la sensibilidad extrema que manifiestan en la piel o las autolesiones que se realizan. El síndrome de hiperestesia felina es un trastorno que sugiere un problema doloroso o irritativo que se acompaña de signos comportamentales y neurológicos.

La causa no es una sola, sino que se sospecha de varias en cuestión: desde el estrés que suelen compartir todos los gatos con hiperestesia hasta problemas musculoesqueléticos de la columna o problemas cutáneos. El tratamiento deberá estar encaminado a reducir el estrés en nuestros gatos y tratar el posible dolor o irritación que están sufriendo y que interviene en el proceso de la hiperestesia felina.

¿Tienes interés sobre la hiperestesia felina? Continúa leyendo este artículo de SoyUnGato para conocer mejor en qué consiste la hiperestesia en gatos, cuáles son sus síntomas, causas y tratamiento, además de cómo se diagnostica.

También te puede interesar: Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas

Qué es la hiperestesia en los gatos

La hiperestesia en los gatos se considera un síndrome, es decir, un conjunto de signos clínicos que sugieren de un problema doloroso irritativo que suele ser más frecuente en los gatos jóvenes y que va acompañado de signos comportamentales y neurológicos episódicos. La hiperestesia felina también se conoce con otros nombres como el síndrome del gato nervioso, la neurodermatitis o la neuritis.

Se trata de una enfermedad que afecta al sistema neuromuscular de nuestros gatos, lo que induce que presenten un comportamiento anormal, mostrándose excesivamente sensibles a caricias debido a una hipersensibilidad cutánea. Esto es causa de espasmos en gatos y temblores y que puede afectar a su comportamiento, realizando comportamientos compulsivos repetidos como morderse, rascarse, perseguirse la cola, etc.

Síntomas de la hiperestesia felina

La hiperestesia felina se caracteriza por unos síntomas compulsivos y nerviosos que manifiesta en gato en determinadas circunstancias o periodos estresantes. El síntoma principal es que el pequeño felino comience a lamerse de forma repetida la zona de la cola y del lomo, especialmente la zona lumbar y que esta tiemble o se contraiga cuando los rocemos o acariciemos.

En etapas más avanzadas llega a ser irritativa o molesta, lo que hace que el gato se automutile mordiéndose o rascándose la zona sensible para contrarrestar dicha sensación desagradable.

Otros síntomas que pueden aparecer en el síndrome de hiperestesia felina son los siguientes:

  • Pupilas dilatadas
  • Hipersalivación
  • Vocalizaciones
  • Micción inapropiada
  • Sacudidas de la cola
  • Espasmos cutáneos
  • Mordeduras
  • Lamidos constantes
  • Desorientación

Dependiendo del gato, la duración de estas crisis varían desde unos segundos a varios minutos y ocurren con mayor frecuencia por la mañana y por la noche. Quizá te interese echarle un vistazo al siguiente post de SoyUnGato sobre Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas.

Hiperestesia felina: tratamiento, causas y síntomas - Síntomas de la hiperestesia felina

Causas de la hiperestesia felina

La causa que explica este síndrome de hiperestesia en los gatos es desconocida, aunque se asocia al estrés principalmente, algo que los gatos sufren mucho. Otros autores piensan que es un tipo de epilepsia felina o un trastorno obsesivo-compulsivo.

Este síndrome podría verse influenciado por anormalidades o alteraciones de las actividades eléctricas cerebrales de nuestros gatos que se encargan del control del comportamiento de aseo, el depredador y las emociones.

Como hecho curioso a considerar, se ha demostrado que los gatos que padecen de hiperestesia presentan lesiones en la musculatura o los componentes de la columna vertebral, que pueden intervenir en este síndrome, empeorándolo o causándolo, entre ellos pinzamientos nerviosos, artritis, contracturas o hernias de disco.

Las parasitosis externas por pulgas, sarnas o alergias a las picaduras así como dermatitis, problemas de hongos u otras afecciones cutáneas que produzcan picor también van a intervenir. Consulta más sobre los Parásitos externos en gatos, aquí.

Se podría llegar a pensar que presenta el síndrome de hiperestesia felina una base genética, pues ciertas razas puras de gatos como los himalayas, los birmanos o los abisinios parecen más predispuestos por diagnosticarlo con una mayor frecuencia.

Hiperestesia felina: tratamiento, causas y síntomas - Causas de la hiperestesia felina

Diagnóstico de la hiperestesia felina

No existe una prueba para el diagnóstico de esta patología en gatos, debido a que la causa no está bien definida, por lo que se deberá empezar por realizar una buena anamnesis y exploración física del gato a fin de valorar la clínica del animal y los posibles desencadenantes o agravantes en su día a día.

El plan diagnóstico debe continuar con la realización de analítica completa de sangre para valorar el estado de salud general de nuestro gato, un exhaustivo examen neurológico para valorar si existe algún tipo de lesión o alteración nerviosa, raspados y tricogramas cutáneos para diagnosticar problemas cutáneos que pueden intervenir e identificar los posibles problemas musculoesqueléticos de la columna vertebral con técnicas de diagnóstico por imagen.

Debido a que este síndrome tiene mucha relación con el estrés, se deberán encontrar causas de estrés en los gatos y abordarlas Hay señales que indican que nuestro gato se encuentra estresado, destacando el acicalamiento excesivo, el esconderse en exceso, los cambios en el estado de ánimo, la agresividad, el marcaje inadecuado o las alteraciones en el apetito.

Hiperestesia felina: tratamiento, causas y síntomas - Diagnóstico de la hiperestesia felina

Tratamiento de la hiperestesia felina

El tratamiento de la hiperestesia felina es incierto, pues en ocasiones no se detecta una causa específica y el gato no mejora la sintomatología. Sin embargo, una vez realizado el diagnóstico y establecido la posible causa o causas desencadenantes del proceso, se deberá proceder a solucionarlo.

  • Si el problema viene por una alteración médica :como puede ser los problemas nerviosos, esqueléticos o musculares de la columna vertebral, se deberá realizar el mejor tratamiento según la patología, que suele pasar desde el uso de fármacos antiinflamatorios y reposo hasta las cirugías.
  • Si el problema es por alguna alteración cutánea, infección o parasitación: el tratamiento debe ser específico según el agente o la patología en cuestión para terminar con el prurito o picor que tanto está irritando y estresando a nuestro pequeño felino.

Sin lugar a dudas, hay un pilar clave en el tratamiento del síndrome de hiperestesia felina: el control del estrés. Este control se realiza mediante el manejo adecuado del ambiente y la terapia médica en algunos gatos. Es indispensable establecer medidas como poner más lugares altos y de reposo para que nuestro gato se encuentre tranquilo. También podemos:

  • Proporcionar suficientes rascadores a su gusto.
  • Garantizar el alimento y el agua.
  • Realizar una rutina de juegos.
  • Retirar o evitar los estímulos que están desencadenando el estrés siempre que sea posible
  • Plantear el uso de feromonas sintéticas felinas para crear un ambiente calmado, apaciguante y sin estrés.

Si estas medidas de enriquecimiento ambiental no son suficientes para mejorar en gran medida el estrés de nuestros gatos, se deberá plantear la terapia médica mediante el uso de fármacos del grupo de los inhibidores de la recaptación de la serotonina como la fluoxetina, del grupo de los antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina o del grupo de las benzodiacepinas como el alprazolam.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hiperestesia felina: tratamiento, causas y síntomas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía
  • Álvarez, R. (2018). Etología felina: Guía básica sobre el comportamiento del gato. Amazing Books S.L.
  • Bruno, R. L. (2021). Alteraciones conductuales de los perros y los gatos. Grupo Asís Biomedia S.L.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Hiperestesia felina: tratamiento, causas y síntomas
1 de 4
Hiperestesia felina: tratamiento, causas y síntomas

Volver arriba