Cómo hacer feliz a un gato fácilmente

Si te estás planteando incorporar un gato a tu vida o si ya lo tienes, conocer estas pautas o trucos te ayudará a reforzar vuestro vínculo y a lograr hacer feliz a tu gato.

Además de una alimentación de calidad y de las revisiones veterinarias rutinarias existen otros aspectos que también debes cuidar para preservar el bienestar físico y psicológico de tu gato. Te mostramos las claves a continuación. ¿Nos acompañas?

Higiene, alimentación y descanso – Imprescindibles para la felicidad

Higiene gatuna

No te sorprenderá saber que los felinos son sumamente escrupulosos con la higiene. Por tanto, cepíllalo con regularidad, revisa sus ojos, oídos y boca e higieniza su arenero si deseas convivir con un gato feliz y sano.

Opta por una caja para el arenero que sea lo suficientemente grande para tu mascota. Que sea el doble del tamaño de tu gato facilitará que este posea libertad de movimientos. Además debes evitar el mal olor en el arenero, ya que causa molestias.

Así mismo, elige arena de grano fino, ya que aunque cada gato tiene sus preferencias la de este tipo cuenta con una buena aceptación entre los felinos. Retira las deposiciones a diario y reemplaza la arena una vez por semana.

Reserva un espacio para él. Los gatos son muy territoriales y posesivos, por lo que saber que disponen de un área para comer, hacer sus necesidades o jugar solo para ellos les reconforta.

Igualmente, si convives con varios gatos cada uno de ellos deberá tener un arenero en exclusividad para él. Tampoco pruebes a mover de ubicación el arenero, ya que podría perturbarlo.

gato-en-la-bañera

La alimentación de nuestro gato, fundamental

La alimentación no es un tema menor. No en vano, son varios los estudios que indican que una dieta variada y equilibrada incide directamente sobre el estado del pelo y de la piel del gato.

El pienso está específicamente formulado para cubrir todas las necesidades nutricionales de tu mascota. Que esté plenamente nutrido incidirá en su estado general de salud.

Por tanto, no te obceques con el precio cuando vayas a adquirirlo. Comparar la composición del etiquetado de varios piensos te ayudará a tomar la mejor decisión.

Si lo piensas bien él lo merece y ese sobrecoste compensa con creces el costo de las posibles visitas al veterinario para atajar patologías derivadas de una alimentación deficiente.

La hidratación debe acompañar a la dieta ofreciéndole agua fresca y limpia a diario. Resulta esencial para prevenir las enfermedades renales.

Dado que los gatos no son muy amigos de beber coloca varios bebederos en distintos lugares de la casa. Si prefiere beber directamente del grifo prueba a instalar una fuente para gatos.

Si quieres lo mejor para tu gato, en cuanto a alimentación se refiere, te recomendamos que leas algo sobre la alimentación natural, también conocida cómo alimentación BARF.

gatos-durmiendo

El descanso, fundamental para ser feliz

¿Sabes que los gatos pasan aproximadamente el 70 % del día durmiendo? No es que sean especialmente vagos, sino que lo necesitan para regular la temperatura corporal y reducir el consumo energético.

Tu gato debe contar con un espacio adecuado para el descanso. Que lo reconozca como suyo y que esté limpio. No tardarás en comprobar cómo hace un buen uso del mismo, especialmente si hace frío o ha sido esterilizado.

Controla su salud, el no lo hará

No olvides mantener actualizado su calendario de vacunas y de desparasitaciones. Nunca lo automediques si está enfermo ni trates de desparasitarlo con productos para perros que podrían intoxicarlo.

Llévalo al veterinario cada 6 meses para confirmar que está sano o para detectar a tiempo posibles enfermedades. Muchas veces un diagnóstico temprano logra salvar la vida de tu mejor amigo.

Si estás decidido a esterilizarlo hazlo cuanto antes. ¿Sabes que en las gatas contribuye a descender en un 95 % el riesgo de padecer cáncer de mama? Si necesitas asesoramiento no dudes en consultarlo con tu veterinario de confianza.

rascador-gatos

Provéele de un entorno estimulante

Los gatos son curiosos por naturaleza. Para preservar su bienestar psicológico deberás ofrecerle estímulos que lo mantengan congnitivamente activo, sobre todo, cuando estés ausente.

En este sentido, el acceso al exterior a través de un balcón o terraza y los juegos conectarán con su innato instinto de caza. Se mantendrá ejercitado y más unido a tí si también participas.

Gestos tan cotidianos como ver pasar a los pájaros por la ventana suponen un gran aliciente para tu mascota. De hecho, esta rutina coadyuva a la prevención de la depresión en los gatos.

Si te preocupa que pueda caerse al vacío existen distintos modelos de refuerzos especiales o barreras para proteger tus ventanas o tu balcón e impedir que tu gato se lesione.

Si tu gato es muy activo recurrir al refuerzo positivo os reportará un doble beneficio, él mantendrá ocupada su mente y tú le enseñarás ciertos trucos necesarios para el bien de vuestra convivencia.

Si le facilitas una simple caja será el animal más feliz del mundo. No es necesario que le compres el juguete más caro del mercado. Muchas veces, como sabes lo más sencillo resulta lo más entretenido.

Las alturas son otra de las debilidades de los gatos. Se sienten seguros observándolo y controlándolo todo desde arriba. A su vez, en invierno es donde más calentitos pueden estar.

Si deseas contentar a tu mejor amigo nada mejor que un gimnasio para gatos. Sus múltiples alturas le posibilitarán saltar, escalar y colgarse sin dañar tu mobiliario.

Los rascadores harán igualmente las delicias de tu mascota, ya que afilar sus uñas constituye una de las actividades predilectas de los gatos. Si observas que te amasa o que lo hace con una prenda que huele a ti tómatelo como un cumplido. Te está diciendo que te quiere.

Conócelo y respeta su temperamento

No hay nada más contraproducente que obligar a tu gato a hacer aquello que le incomoda o disgusta. Ocúpate de observar su comportamiento para conocer más de su temperamento.

Si insistes en algo que no le gusta hacer acabará asociándote a estímulos negativos y no disfrutará de tu compañía. Así mismo, deberás aprender a descodificar su lenguaje corporal para mejorar vuestra comunicación.

Así, si lo descubres rozándose contra tu pierna o dándote cabezazos querrá decirte que necesita de tus mimos. Si su cola está erecta es porque está en alerta o está feliz. Si sus orejas están ladeadas o hacia atrás podría estar enfadado o asustado.

Solo si sabes interpretar su particular lenguaje podrás satisfacer sus necesidades y convertirte en su alter ego. No escatimes en muestras de cariño, las caricias en la frente, en el cuello o en la barbilla le conquistarán.

Como ves, los consejos para hacer feliz a un gato se resumen en considerarlo como un igual, un ser integrado por diversas esferas que deberás alimentar y cuidar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí