gato-burmilla

Los gatos Burmilla tienen el temperamento del Birmano, curioso y amigable. Acompañado del impresionante color plateado y marcas inclinadas del persa Chinchilla, con una expresión más dulce y abierta.

Son dulces y cariñosos a la par de traviesos, divertidos y en ocasiones algo independientes. Toda una raza con la que nunca te aburrirás. ¿Quieres conocer todos sus detalles? Te los contamos.

Características de la raza Burmilla

Nos encontramos ante una raza de tamaño medio que destaca por su hermoso físico, portando también unos ojos que no dejarán indiferente a nadie por su profundo color verde.

icono-mundo25Origen Inglés
icono-gato25Tamaño mediano
icono-peso25Peso de 3 a 5 kg en machos y hembras
icono-peine25Pelo de tamaño medio, brillante y sedoso. Color
negro, azul, chocolate, lila, caramelo, beige o albaricoque.
icono-cabeza-gato-25Cabeza redondeada
icono-orejas-25Orejas medianas a grandes con puntas ligeramente redondeadas, que se inclinan hacia adelante
icono-ojo-25Ojos grandes, en múltiples tonalidades verdes
icono-cola-25Cola estrecha con punta redondeada
icono-longevidad-25Longevidad estimada de 7 a 12 años
icono-casa-25Dificultad para cuidarlo baja

 

burmilla-tumbado-en-casa

¿Cómo es el temperamento del gato Burmilla?

El Burmilla es un gato irreverente e independiente que adora a su dueño y muestra muchas características de cachorro incluso en la edad adulta. El temperamento de esta raza es bastante excepcional.

La naturaleza exigente y traviesa del birmano, mezclada con la personalidad tranquila y relajada del persa Chinchilla, hace que el Burmilla sea sociable, juguetón y afectuoso. Amante de la diversión, pero tranquilo y gentil, este gato de naturaleza dulce se lleva bien con los niños y otros animales.

Reúne aspectos del birmano y el persa en un paquete dulce y amigable. Es silenciosamente cariñoso y gentil, pero más extrovertido que el típico persa. Es aventurero pero un poco torpe.

Los burmillas siguen siendo juguetones hasta la edad adulta. Aman a su gente, y no exigen demasiada atención. Sin embargo, disfrutan mucho de los paseos disponibles. Se adapta bien a la vida en familia con niños y perros amigables con los gatos.

Puede aprender trucos, disfruta de los juguetes interactivos y le encanta la atención que recibe de los niños que lo tratan con cortesía y respeto.

¿Cómo es la salud del gato Burmilla?

No tienen problemas de salud específicos aunque al ser su raza de creación reciente no se puede asegurar que no desarrollen algunos problemas en un futuro.

Manteniendo su calendario de vacunas y propiciándole una buena alimentación y cuidados, además de las pertinentes revisiones veterinarias, podrías decir que se trata de una raza muy sana.

cachorro-de-gato-burmilla

Historia de la raza Burmilla y datos curiosos

El Burmilla es una raza nueva que honra a los gatos, su origen se remonta a hace algo más de 30 años. Se dice que la baronesa Miranda Von Kirchberg, compró originalmente un macho persa de Chinchilla, llamado “Jemari Sanquist”, como mascota de su esposo. Poco antes de castrarlo, se encontró accidentalmente con una precoz hembra birmana lila, “Bambina Lilac Fabergé”.

En cierta oportunidad, cuando un cuidador dejó la puerta abierta sin darse cuenta de Fabergé, este pudo escapar y aparearse con Sanquist, produciendo así la primera camada de Burmilla.

El resultado de este apareamiento no planeado, produjo el nacimiento de unos gatitos tan atractivos, que rápidamente ganaron los corazones y hogares de quienes los vieron.

Cuatro hembras nacidas el 11 de septiembre de 1981, de pelo corto grueso, y color negro plateado, tan atractivas que se realizó un apareamiento repetido y a partir de ahí se formó una nueva raza.

El Burmilla es reconocido por el Consejo de Gobierno Británico de Cat Fancy y la Federación Internacional de Felinos de Europa. La raza ingresó a la Clase Miscelánea de la Asociación de Fanáticos del Gato en febrero de 2011.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí