Problemas y trastornos

Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas

 
Laura García Ortiz
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en gatos. 13 octubre 2022
Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas

Nuestros gatos mayores también pueden padecer de espasmos o contracciones musculares involuntarias y rápidas que pueden llegar a ser molestas para nuestros gatos. Estos espasmos pueden deberse a los cambios de temperatura corporal (algunos muy peligrosos), a cambios en el nivel de azúcar en sangre o a enfermedades específicas. El tratamiento dependerá de la causa y la prevención mediante revisiones veterinarias es clave para los espasmos y para cualquier otro problema que puedan padecer nuestros gatos senior.

Si deseas obtener más información sobre los espasmos en los gatos mayores, continúa leyendo este artículo de SoyUnGato donde trataremos qué son, qué síntomas producen o tienen asociados, cuáles son las principales causas, su tratamiento, prevención y cuidados.

Índice
  1. Qué son los espasmos en gatos mayores
  2. Síntomas de los espasmos en gatos mayores
  3. Causas de los espasmos en gatos mayores
  4. Tratamiento de los espasmos en gatos mayores
  5. Prevención de los espasmos en gatos mayores
  6. Cuidados de un gato con espasmos

Qué son los espasmos en gatos mayores

Los espasmos musculares son movimientos involuntarios y repentinos de uno o más músculos o grupos musculares en los gatos. En ocasiones también se pueden llamar calambres o tirones. Los espasmos pueden cursar con dolor leve o intenso y que los músculos de vuelvan más duros o abultados. Generalmente en los gatos se producen en el lomo, abdomen o las patas y a veces se suelen acompañar de diarrea o vómito.

Son varios los orígenes de los espasmos en los gatos, siendo generalmente secundarios a enfermedades que comentaremos más adelante, aunque hay situaciones como el estrés, el exceso de ejercicio o la deshidratación que pueden provocar espasmos en nuestros pequeños felinos.

Síntomas de los espasmos en gatos mayores

Los síntomas de los espasmos son las contracciones involuntarias de los músculos, en forma de ondulaciones o fasciculaciones, a menudo confundidos con convulsiones en gatos, siendo esta también una causa de espasmos en gatos mayores.

A veces se acompañan de signos clínicos digestivos como el vómito o la diarrea y generalmente se producen en:

  • La zona del lomo.
  • La zona del abdomen.
  • Las patas.
  • La base de la cola.

Dependiendo de la causa, la sintomatología que acompañe a los espasmos variará, aunque generalmente los espasmos en los gatos no son dolorosos, duran pocos segundos y en algunos casos se puede acompañar de autotraumatismos y cambios en la conducta del pequeño felino afectado.

En caso de que sean dolorosos se pueden notar como si el músculo se estuviera soltando o moviendo por sí solo e incluso volverse duro o abultado.

Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas - Síntomas de los espasmos en gatos mayores

Causas de los espasmos en gatos mayores

Los espasmos musculares pueden ser producidos en los gatos mayores por varias causas, destacando las convulsiones, el síndrome de hiperestesia felina, la hipoglucemia, el dolor o las alteraciones en la temperatura corporal.

Convulsiones

Las convulsiones también se dan en gatos mayores y se trata de un trastorno neurológico relativamente frecuente manifestado en ataques epilépticos o convulsiones que cursan con contracciones involuntarias de músculos y grupos musculares debido a una excitación neuronal continúa.

Cuando un gato sufre espasmos por epilepsia, generalmente nos referimos a la epilepsia focal, pues las convulsiones generalizadas no las definiríamos como espasmos sino como contracción involuntaria de prácticamente todos los grupos musculares de nuestros gatos mayores, siendo las más peligrosas.

Las causas son diversas:

  • Intoxicaciones
  • Causas vasculares
  • Tumores
  • Infecciones
  • Causas nutricionales
  • Problemas hepáticos
  • Problemas renales

Síndrome de hiperestesia felina

El síndrome de hiperestesia felina consiste se produce por un problema a nivel de la actividad eléctrica cerebral y se trata de un aumento de la sensibilidad anormal de la piel ocurriendo en los gatos mayores ansiosos o estresados en mayor medida. No es una enfermedad frecuente ni tiene un origen degenerativo, tampoco es grave.

Simplemente, los gatos con hiperestesia felina poseen una excesiva sensibilidad al contacto, siendo sensibles a las caricias manifestándose en forma de ondulaciones o espasmos musculares, generalmente en el lomo o espalda, acompañados muchas veces por movimientos fuertes y rápidos de la cola con dilatación pupilar, así como hiperactividad, con cambios conductuales como correr, saltar, autolesionarse, perseguir objetos imaginarios o la cola.

Descubre Cómo acariciar a un gato correctamente en el siguiente artículo de SoyUnGato.

Hipoglucemia

La hipoglucemia o los bajos niveles de azúcar en sangre producen que el cerebro tenga menos alimento al ser el principal sustrato energético del mismo, por lo que empiezan a aparecer signos como mareos, depresión, taquicardia, ataxia, debilidad, palpitaciones, pérdida de apetito, letargo, pérdida de consciencia y temblores manifestados como espasmos musculares.

Las causas de hipoglucemia en los gatos mayores pueden ser tumores, enfermedad hepática, malabsorción intestinal, convulsiones prolongadas, infecciones sistémicas o simplemente, ayuno prolongado.

Dolor general

El dolor que causa algunas enfermedades comunes en gatos mayores como enfermedades orgánicas, artrosis, la artritis o los traumatismos producen que tu gato no se mueva como de costumbre y su humor y estado anímico empeore. Entre los signos clínicos que puede indicar que tu gato muestre dolor, además de menor vitalidad, apetito, movimiento y ánimo, pueden ser los espasmos musculares.

Los cambios en la temperatura corporal como la hipertermia cuando la temperatura excede los 39,2ºC y la hipotermia cuando la temperatura desciende de los 35ºC, son muy peligrosas y pueden dar lugar a numerosos signos clínicos siendo los espasmos musculares uno de ellos.

Descubre los Signos de dolor en gatos en el siguiente artículo que te recomendamos.

Tratamiento de los espasmos en gatos mayores

El tratamiento de los espasmos en gatos mayores va a depender de la causa que los esté produciendo en nuestros gatos, de manera que lo primero será encontrar el origen del problema para poder darle la mejor solución.

  • En el caso de las convulsiones: se tratan con fármacos anticonvulsivos como el fenobarbital y si tienen un origen tratable, se debe actuar frente al mismo.
  • En el caso de hiperestesia felina en gatos mayores: la terapia se debería basar en disminuir el foco de estrés o de ansiedad mediante el uso de feromonas sintéticas felinas en formato difusor y espray, garantizar suficientes puntos altos y de refugio, así como rascadores y juguetes u objetos interactivos con los que el gato se pueda distraer y reducir el estrés. En los casos más complicados puede ser necesario la terapia médica, debiendo consultar con un etólogo felino.
  • En el caso de hipoglucemia: se debe tratar con la aplicación de dextrosa en forma intravenosa para que el azúcar suba rápido, así como aplicar algo dulce como miel en el borde de la boca de nuestro felino mayor además de tratar el origen que está causando la hipoglucemia.
  • En el caso de las enfermedades que cursan con dolor: deben ser tratadas con fármacos antiinflamatorios y/o analgésicos y los cambios de la temperatura corporal deben ser atendidos de urgencia mediante la bajada o subida de temperatura con medicamentos o medios físicos.
Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas - Tratamiento de los espasmos en gatos mayores

Prevención de los espasmos en gatos mayores

La mejor forma de prevenir los espasmos en los gatos mayores es asegurarnos que su salud y calidad de vida es óptima mediante revisiones en el centro veterinario en busca de cualquier tipo de problema, alteración o enfermedad que puede debilitar a nuestros gatos y producir sintomatología desagradable, incluidos los espasmos.

Debemos alimentar a nuestro gato de la mejor manera utilizando un alimento completo diseñado para la especie felina y asegurarnos que en el hogar el ambiente es apaciguante, tranquilo y sin estrés para reducir los focos estresantes y de ansiedad en nuestros felinos mayores, así como aplicar correctas medidas de enriquecimiento ambiental y pasar parte del día en jugar o interaccionar con el gato mayor.

Tampoco debemos olvidar que en las épocas más frías y calurosas del año se deben aplicar medidas para que nuestros gatos mayores no sufran por las bajas y altas temperaturas, respectivamente.

Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas - Prevención de los espasmos en gatos mayores

Cuidados de un gato con espasmos

Los cuidados de un gato con espasmos que es mayor van a depender de la causa, pero el mejor cuidado es hacer lo que diga tu veterinario para tratar o controlar la enfermedad que los puede estar produciendo así como garantizar la tranquilidad y la calma en tu hogar e interaccionar con tu pequeño felino para que se distraiga, pero sin agobiarle.

El hogar debe mantenerse a una temperatura adecuada durante todo el año y las revisiones veterinarias deben ser frecuentes para evitar o controlar los espasmos así como para poder diagnosticar de forma temprana cualquier enfermedad o problema que pueda padecer tu gato mayor, una edad en la que los gatos son más susceptibles a padecer enfermedades crónicas o degenerativas.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía

R. W. Nelson. (2020). Medicina interna de pequeños animales, 6ª edición. Grupo Asís Biomedia S.L.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Espasmos en gatos mayores: síntomas y causas