Chantilly

Al Tiffany se le considera la versión de pelo largo del burmés y del asiático. No en vano, comparte el carácter curioso y vital de los primeros. Sus ojos dorados, su cuerpo musculoso y su esponjosa cola dan como resultado un felino de aspecto equilibrado y bello. Su temperamento dócil y cariñoso lo convierte en la mascota perfecta para los ancianos.

Su pelo, a pesar de ser semilargo, tiene poca subcapa interna. Por tanto, resulta un compañero bien tolerado por las personas alérgicas al pelo del gato. Esta raza corresponde a mininos juguetones, curiosos y sociables que disfrutan de la compañía. Su particular gorjeo les sirve para mantener seudo conversaciones con su familia humana.

Características físicas del gato Tiffany

Su complexión es compacta y sus huesos fuertes. Sus patas son finas, las traseras algo más largas que las delanteras y su hocico es redondeado. Los machos miden de 28 a 35 centímetros de estatura mientras que las hembras oscilan entre los 26 y los 30 centímetros. Su pelo se acentúa en el pecho, en el vientre y en la cola.

icono-mundo25Origen América (EE.UU.)
icono-gato25Tamaño mediano
icono-peso25Peso de 6 a 8 kg machos y de 4 a 6 kg hembras
icono-peine25Pelo semilargo, fino y sedoso. Se aceptan todos los colores (negro, azul, chocolate, lila, rojo y crema) excepto el blanco y los patrones son similares a los del burmés y el asiático (atigrado, punteado, sólido, ahumado, sepia y plateado). Pese a su aspecto esponjoso carece del efecto drapeado de algunas razas de pelo largo
icono-cabeza-gato-25Cabeza más larga que ancha, con forma de cuña y pómulos altos
icono-orejas-25Orejas de base ancha y punta redondeada, están bien separadas entre sí y cubiertas de pelo
icono-ojo-25Ojos ovalados, forman un ángulo y son de color dorado, ganando en intensidad con la edad. En los ejemplares de patrón plateado los ojos pueden ser verdes o amarillos
icono-cola-25Cola gruesa en la base, se va afinando y está muy poblada
icono-longevidad-25Longevidad estimada de 12 a 15 años
icono-casa-25Dificultad para cuidarlo baja

 

gato-Tiffany-o-Chantilly

Carácter y comportamiento del gato Tiffany

Los Tiffany son mininos cariñosos, extrovertidos y curiosos, siempre están buscando nuevos estímulos y rincones para explorar. No son los más juguetones, pero agradecen una sesión diaria de juego si este es compartido o al aire libre. Por su temperamento dócil y tranquilo son idóneos para las personas de avanzada edad o de hábitos sedentarios.

Disfrutan sobremanera de la compañía humana simplemente permaneciendo en el regazo de su tutor y recibiendo sus mimos. Se llevan bien con otras mascotas y con los niños, aunque conviene socializarlos en este sentido desde temprana edad. No temen a los desconocidos, pero no llevan bien pasar tiempo solos.

Si vas a permanecer muchas horas fuera de casa y optas por esta razas deberías plantearte buscarle un compañero con el que entretenerse. Los juegos interactivos son bien recibidos por los felinos que pertenecen a esta raza. Son muy vocales e incluso parecen mantener conversaciones mediante sus particulares gorjeos y maullidos.

Cuidados que requiere el gato Tiffany

Al carecer de capa interna, su pelo apenas se enreda. Esto facilita mucho su óptimo mantenimiento. Bastará con que lo cepilles una vez por semana. Dado que no muda en exceso, incluso en la temporada de muda (la primavera y el otoño) no requerirás incrementar la intensidad del cepillado.

Son gatos muy glotones a los que les encanta comer. Por tanto, controla la ración diaria ingerida y si observas que lo necesita, porque se muestra estresado o vomita una especie de espuma blanca, reparte la ración diaria en dos tomas a lo largo del día. Sus ojos, dientes y orejas deben ser limpiados con regularidad, especialmente estos últimos.

Al estar cubiertas de pelo, sus orejas son más propensas a acumular grandes cantidades de cera. Tenlo en cuenta para procurarle la higiene que reclama. Hazlo una vez por semana utilizando una gasa estéril humedecida en suero fisiológico.

Salud del gato Tiffany

En este apartado, merece tu atención la enfermedad poliquística renal. En otras palabras, la formación de quistes en los riñones que causan insuficiencia renal. Se trata de una patología incurable que con un temprano diagnóstico y tratamiento puede proporcionar una buena calidad de vida al gato.

Las otitis o infecciones auditivas por una deficiente higienización de las orejas o la tendencia a presentar digestiones pesadas son otras de las afecciones que cursan con mayor prevalencia estos felinos. En el caso de las digestiones puedes aliviar el malestar estomacal evitando la ingesta de maíz y de sus sucedáneos.

Historia de la raza y datos curiosos

Esta raza vio la luz en 1969 en Nueva York. La criadora felina Jennie Robinson cruzó dos gatos, Thomas y Shirley, de color chocolate y pelo largo de origen desconocido. Esta pareja tuvo una camada de 16 gatitos. Sus rasgos alcanzaron tal aceptación que pronto se unieron Canadá y Florida a sus programas de cría.

En un primer momento se le bautizó como ‘pelo largo extranjero’, pero a los criadores no les agradó y optaron por el nombre de Tiffany. Sin embargo, en un registro británico, el GCCF, el cruce del Chinchilla con el burmés estaba registrado como Tiffanie, por lo que decidieron rebautizarlo como Chantilly.

Como curiosidad, has de saber que en la actualidad está prohibido cruzar esta raza con los burmés.