El gato Sokoke, características, cuidados y origen

0

Su peculiar pelaje y su inagotable búsqueda de juegos, escalando o saltando, son las señas más distintivas de los felinos de raza sokoke. De hecho, en su Kenia natal los llaman khadzonzos (‘corteza’) aludiendo a la semejanza de su manto con la corteza de un árbol.

Los sokoke son gatos ágiles, esbeltos y fuertes. Pese a desenvolverse en modo casi salvaje en áreas urbanas y agrestes de Kenia constituye una de las razas felinas más empáticas que existen. Necesitan de la compañía de los humanos a los que buscan para recibir sus caricias.

Características del gato Sokoke

Su cuerpo es alargado y su porte elegante. Sus patas han desarrollado una potente musculatura en contraste con su menudo cuerpo. No en vano, las extremidades traseras son algo más largas que las delanteras.

icono-mundo25 Origen África (Kenia)
icono-gato25 Tamaño mediano
icono-peso25 Peso de 3 a 5 kg machos y hembras
icono-peine25 Pelo corto, no muy denso y brillante. Color ámbar o marble con patrón tabby (atigrado)
icono-cabeza-gato-25 Cabeza redondeada con frente más plana y sin stop marcado
icono-orejas-25 Orejas medianas, siempre erguidas y con penachos en algunos ejemplares
icono-ojo-25 Ojos oblicuos, medianos y en tonalidades marrón, castaño o avellana
icono-cola-25 Cola larga, fina y con unos característicos anillos anchos y oscuros
icono-longevidad-25 Longevidad estimada de 10 a 16 años
icono-casa-25 Dificultad para cuidarlo baja

 

características-de-la-raza-felina-sokoke

¿Cómo es el carácter de la raza Sakoke?

Esta raza esconde a un felino de lo más cariñoso y sociable. Como anunciábamos, se trata de una de las razas de gatos más empáticos que existen. Son capaces de reconocer las necesidades emocionales de sus familiares humanos ofreciéndose siempre para reconfortar.

A los mimos y caricias que reclaman de los humanos cabe añadir su temperamento activo y enérgico. No paran de escalar, trepar y saltar convirtiendo cualquier objeto en juguete. Por ello, agradecen los espacios amplios y si son al aire libre, mejor.

Se adaptan a las viviencias pequeñas, pero deberán contar con un espacio para el juego en el que liberar su energía. Disfrutan de la compañía de los humanos de todas las edades y también de la de otros animales.

cachorro-de-gato-sokoke

Cuidados para el gato Sokoke

Para disfrutar de su afectuosa compañía esta raza precisa unos cuidados muy básicos que se resumen en compañía, temperaturas templadas y espacio para desfogarse. No toleran quedarse solos y lo manifiestan con constantes maullidos, con ansiedad o tristeza.

Debido a su poco denso manto son muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura, por lo que se recomienda mantener el hogar a una temperatura templada, no permitirles salir al exterior si hace frío y secarles siempre que se hayan mojado.

Su necesidad de ejercicio y juego reclama espacios amplios. Si carecemos de jardín o de un balcón seguro se recomienda recurrir a juguetes del tipo de rascadores de distintos niveles o a árboles para gatos, de modo que pueda trepar.

Los sokoke disfrutan jugando con el agua. Si tiene acceso a una fuente será el más feliz del mundo. Sus cuidados se completan con un cepillado semanal empleando un cepillo de púas cortas y separadas y con la higienización, también semanal, de ojos, orejas y dientes.

Su alimentación debe ser consistente para contrarrestar su desgaste, apostando por carne y vísceras frescas o por pienso de calidad. No se debe descuidar la hidratación ni las revisiones periódicas al veterinario para administrarle las vacunas y desparasitaciones que toquen.

gato-sokoke-lamiendose

Salud general de la raza de gato Sokoke

Sus características genéticas corresponden a una raza resistente. No en vano, han debido sobrevivir en un entorno agreste, como es el africano, por lo que los sokoke han evolucionado por selección natural como gatos fuertes.

Por tanto, no se les conocen enfermedades congénitas o hereditarias. No obstante, merecen tu atención la necesidad de mantener estable su temperatura corporal, sobre todo, en los primeros meses de vida para evitar los resfriados.

Como gatos curiosos, siempre que pueden, pasan buena parte del día en el exterior siendo especialmente vulnerables a las infestaciones de pulgas y garrapatas. Por tanto, deberemos aprovechar el cepillado semanal para inspeccionar la presencia de estos parásitos externos cómo pulgas, garrapatas o piojos.

En edades avanzadas o en ejemplares que han sido esterilizados conviene reducir la ingesta calórica para prevenir la obesidad y sus afecciones asociadas (patologías articulares o cardiovasculares).

Historia de la raza y datos curiosos

El sokoke procede del este de África, concretamente del bosque lluvioso de Sokoke, del que toma su nombre. ¿Sabes que en la actualidad continúa conviviendo con tribus indígenas como la de los Girianna?

Fueron las criadores inglesas J. Slater y Gloria Modrup las responsables de su cría como raza doméstica en 1978. En 1984 fue reconocida en Dinamarca y desde allí fue dándose a conocer en otros países europeos, como Italia en 1992.

Apenas han transcurrido 25 años desde que fueran importados a Europa, donde han tenido que aprender a adaptarse a las bajas temperaturas. Quizás por ello hoy existen pocos ejemplares en América y en el viejo continente.

La FIFe (Federación Internacional Felina) reconoció oficialmente la raza en 1993 y la TICA la califica como ‘Nueva Raza Preliminar’. En definitiva, un felino adorable y de estética peculiar que a buen seguro no tardará en conquistar a muchos de los amantes de los gatos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí