gato-LaPerm

Los LaPerm poseen una curiosa morfología, fruto de una mutación genética natural. Llamarán tu atención su poblada cola de pelo rizado y sus grandes orejas. Son gatos muy apegados e inteligentes con los que no cabe una convivencia aburrida, siempre encontrarán la manera de sorprenderte.

Al tratarse de una raza que no ha sido manipulada por el hombre goza de una excelente salud, elevando su esperanza de vida hasta los 20 años. Su génesis se sitúa en EE.UU. y en una fecha relativamente reciente, 1982. Ello explica que en Europa aún sean poco conocidos. ¿Sabes que puede considerársele una raza hipoalergénica?

Características del gato LaPerm

En 1997 The International Cat Association (TICA) estableció el estándar de la raza. Son mininos atléticos y musculosos, con un hocico largo y de contornos redondeados. Las patas traseras son ligeramente más largas que las delanteras y alcanzan los 30 centímetros de altura, siendo los machos un poco más altos que las hembras.

icono-mundo25Origen América (EE.UU.)
icono-gato25Tamaño mediano
icono-peso25Peso de 4 a 6 kg machos y de 3 a 5 kg hembras
icono-peine25Pelo puede ser corto o medio-largo. En ambos casos se trata de un pelo poco grueso, muy pegado al cuerpo y rizado. Se aceptan todos los colores y patrones posibles. Cuando son jóvenes realizan una muda total del pelo para lucir su manto definitivo
icono-cabeza-gato-25Cabeza de tamaño mediano y triangular. Su nariz es larga y estrecha
icono-orejas-25Orejas de base ancha, triangulares y ligeramente inclinadas hacia delante. Portan unos penachos, como por ejemplo los Maine Coon, que los asemejan a pequeños linces
icono-ojo-25Ojos ovalados, bien separados y ligeramente oblicuos. Su color será acorde a la tonalidad de su manto
icono-cola-25Cola mediana, de base ancha y punta más fina, está muy poblada de pelo rizado
icono-longevidad-25Longevidad estimada de 15 a 20 años
icono-casa-25Dificultad para cuidarlo baja

 

raza-de-gato-LaPerm

Carácter y comportamiento del gato LaPerm

Los LaPerm son felinos muy cariñosos, dóciles e inteligentes. Son las 3 cualidades que mejor los describen. Forjan un fuerte vínculo con su tutor humano y no toleran separarse de él por mucho tiempo. Aunque son activos se muestran obedientes y aprenden rápido. De hecho, pronto aprenderán cómo abrir puertas o conseguir comida de los altillos.

Se adaptan con facilidad a todo tipo de viviendas, aunque prefieren contar con acceso al exterior para explorar y trepar. Congenian bien con los niños y con otros animales, pero siempre resulta conveniente abordar esta socialización a una temprana edad. Cuando son cachorros disfrutan especialmente tirando objetos por el mero hecho de verlos caer.

Cuidados que requiere el gato LaPerm

Si se trata de un ejemplar de pelo largo deberás cepillarlo a diario para evitar los enredos y la ingesta de bolas de pelo muerto. En el caso del pelo medio o corto bastará con un cepillado semanal. Las características de su pelo favorecen que apenas lo pierda, por lo que las personas que suelen ser alérgicas al pelo del gato salen beneficiadas.

Como en otras razas, sus ojos, orejas y dientes reclaman atención. Para la higienización de los orejas puedes emplear suero fisiológico, en el caso de los ojos un colirio específico y para los dientes un dentífrico sin flúor, especial para gatos. Para prevenir la obesidad y las complicaciones asociadas a ella proporciónale una dieta variada, de calidad y racionada.

El ejercicio, tanto mediante juguetes de inteligencia como recurriendo a los interactivos en los que también puedes tomar parte tú, le ayudará a mantenerse saludable física y mentalmente. Las visitas regulares al veterinario, para vacunarlo y desparasitarlo, son igualmente una cita obligada para el dueño de cualquier gato.

Salud del LaPerm

Su breve existencia y la ausencia de la intervención de la mano del hombre en la creación de esta raza motiva que no se le conozcan enfermedades reseñables. Para evitar los resfriados y las gripes asegúrate de facilitarte un ambiente cálido, libre de corrientes y acude al veterinario ante cualquier indicio de enfermedad.

Historia de la raza y datos curiosos

Esta raza surgió en una granja de Oregón (EE.UU.) en 1982. Una gatita de nombre Curly tuvo una camada en la que algunas de sus crías nacieron sin pelo. Al cabo de 4 meses desarrollaron un precioso pelo rizado que llamó la atención de su dueña, Linda Koehl.

Decidió dar continuidad a este rasgo y eligió el nombre de LaPerm en alusión a la técnica de peluquería de rizado de pelo (permanente). Los criadores norteamericanos no tardaron en interesarse por esta raza y en 1997 ya fue reconocida a través de un club constituido para tal propósito, llamado LPSA.