¿Cómo es un gato Habana brown? Características y personalidad

Si existe un rasgo que caracteriza al habana brown es la elegancia. Su manto es marrón con matices caobas, exclusivos de esta raza, que contrastan con el rosa del interior de las orejas y de la punta de la nariz, así como con el verde de sus ojos.

Sus patas son largas y delgadas en consonancia con un cuerpo esbelto y musculoso, siendo su pelo, en distintas intensidades del chocolate, su cualidad física más identificativa. Su alegría, afabilidad y la búsqueda de la soledad en ciertos instantes completan su personalidad.

Características del gato Habana brown

¿Sabes que esta raza está emparentada con el siamés y el gato azul ruso? En los años 50 se realizaron cruces con gatos pertenecientes a razas de pelo corto y ejemplares de color marrón. Pese a ello se trata de una raza poco frecuente que necesita un impulso.

icono-mundo25 Origen Europa (Inglaterra)
icono-gato25 Tamaño mediano
icono-peso25 Peso de 3 a 5 kg machos y de 3 a 3.5 kg hembras
icono-peine25 Pelo corto, liso, abundante, suave y muy brillante. Color marrón avellana, lila o chocolate con matices caoba, exclusivos de estos ejemplares
icono-cabeza-gato-25 Cabeza se asemeja a un triángulo invertido con el mentón cuadrado y un hocico que recuerda a una mazorca de maíz
icono-orejas-25 Orejas grandes, bien separadas y con las puntas redondeadas
icono-ojo-25 Ojos grandes, ovalados y en todas las tonalidades e intensidades del verde
icono-cola-25 Cola de longitud media, con la base no ancha afinándose hacia la punta
icono-longevidad-25 Longevidad estimada de 8 a 13 años
icono-casa-25 Dificultad para cuidarlo baja

 

raza-de-gato-habana-brown

¿Cómo se comporta la raza Habana brown?

Los habana brown son gatos alegres, juguetones y muy afectuosos. Tienden a forjar un vínculo muy fuerte con su humano favorito, de cuya compañía disfrutarán por encima de todo. Sin embargo, también requieren de momentos de soledad.

Con frecuencia esos instantes solitarios se desarrollan acomodados en las alturas junto a su juguete favorito. Son felinos tranquilos que disfrutan de la simple observación de lo que sucede a su alrededor.

Se muestran tímidos y huidizos con los desconocidos, pero se adaptan a la perfección a la convivencia con otras mascotas, incluso en espacios reducidos. Dada su docilidad y temperamento pacífico es raro que se muestren destructivos con el mobiliario.

gato-habana-brown-jugando

Cuidados para el gato Habana brown

Para mantener a tu felino en perfectas condiciones bastará con que lo cepilles, como mínimo, 1 vez por semana, siempre siguiendo la dirección del nacimiento del pelo y empleando un peine para pelo corto (de púas anchas y separadas).

A estos ejemplares no les vienen bien los ambientes excesivamente húmedos, así como los cambios bruscos de temperatura. Por tanto, procura mantener una temperatura estable en casa, secarlo después de bañarlo y no permitirle salir al exterior si hace frío.

Pese a tratarse de un gato esbelto y atlético no descuides su alimentación, especialmente si ha sido esterilizado o si se halla en la etapa final de su vida. Si la dieta que le procuras es equilibrada, variada y las raciones se ajustan a sus necesidades todo irá bien.

Tan importante como la alimentación lo es la hidratación. En este sentido, ofrécele agua limpia y fresca cada día. Higieniza sus ojos y orejas cada semana empleando un algodón humedecido en productos específicos para estos menesteres.

Los juguetes y rascadores harán el resto para que tu mascota esté entretenida y cuidada. Las desparasitaciones 4 veces al año, las vacunas cuando esté estipulado y las visitas al veterinario, como mínimo, 2 veces al año completan la relación de cuidados pertinentes.

Salud genera de la raza

Pese a que no se conocen enfermedades congénitas asociadas a esta raza, sí que es cierto que por su vinculación con el siamés estos ejemplares presentan una mayor predisposición con respecto a otros gatos a desarrollar gingivitis y afecciones bucodentales.

A su vez, por su acusada sensibilidad al frío son usuales las patologías de tipo respiratorio entre los habana brown. En este sentido, será necesario extremar las precauciones para preservar estable su temperatura corporal y prevenirlas.

cachorros-de-gato-habana-brown

Historia de la raza y datos curiosos del Habana brown

No te dejes confundir por su nombre. Estos gatos no proceden de Cuba, sino de Inglaterra. El primer habana brown data de 1952, era un gatito inglés de color chocolate llamado Elmtower Bronze Idol.

A partir de él se realizaron cruces entre gatos marrones y otros de razas de pelo corto como los siameses de color chocolate o los azul ruso. Los habana brown fueron introducidos en EE.UU. en 1956 de la mano de una criadora californiana.

Su nombre obedece al parecido de estos gatos con un puro habano. No obstante, en un comienzo se propuso el nombre de “chestnut brown“(marrón castaña) para referirse a ellos sin obtener mucho éxito, por lo que se quedaron con el inicial habana brown.

Se trata de una raza poco conocida y escasa. De hecho, si existieran listas de extinción es más que probable de que el habana brown las encabezara. Por tanto, es posible que los registros felinos relancen la raza permitiendo cruces con más razas.

Este cambio en las normas de registro haría posible que un habana brown fuera registrado con otro pedigrí, un hecho que podría desencadenar modificaciones en su físico y en su personalidad.