gato-exótico-de-pelo-corto

El exótico es un minino que cae bien a todo aquel que lo conoce. Fruto del cruce del British shorthair y del persa, ha heredado los grandes ojos y el pelo corto del primero y la complexión rechoncha del segundo. Gracias a que su pelo corto se cae muy poco es una mascota bien tolerada por aquellos que, por lo general, desarrollan alergia a los gatos.

Son felinos que necesitan de la compañía de los humanos y que la agradecen con su carácter alegre y juguetón. Los especialistas en razas felinas afirman que se trata de una de las variedades de gato más fieles y leales que existen. Si deseas ampliar información sobre este simpático gato continúa con nosotros.

Características del gato exótico

Son felinos corpulentos, de patas cortas y nariz aún más corta y pronunciada que la de los persas. Suelen rondar los 30 centímetros de altura y se hacen querer por su mirada atenta y afable. Sin duda, bien merecen ser calificados como los persas de pelo corto, ya que lucen con orgullo los rasgos físicos más característicos de sus ancestros.

icono-mundo25Origen América (EE.UU.)
icono-gato25Tamaño mediano
icono-peso25Peso de 3.5 a 6 kg en machos y hembras
icono-peine25Pelo corto, extremadamente suave y tupido. Se aceptan los mismos colores que presentan los persas. Esto es, blanco, negro, rojo, azul, crema, chocolate, lila, plateado y dorado. Igualmente, son aceptados todos lo patrones (atigrado, sombreado, ahumado, bicolor, etc.)
icono-cabeza-gato-25Cabeza pequeña, como la del británico de pelo corto, redonda y compacta
icono-orejas-25Orejas pequeñas, no muy abiertas en la base y de punta redondeada
icono-ojo-25Ojos grandes, redondos y separados. Puedes hallarlos de todos los colores (ámbar, cobre, azul o verde)
icono-cola-25Cola corta, gruesa y con la punta redondeada
icono-longevidad-25Longevidad estimada de 10 a 15 años
icono-casa-25Dificultad para cuidarlo baja

 

raza-de-gato-exótico

Carácter y comportamiento del gato exótico

Los exóticos son felices en compañía de su familia humana. Resultan adecuados tanto para las personas que viven solas como para las familias con niños, ya que se adaptan a todo. Eso sí, no llevan bien pasar tiempo solos, por lo que si sueles ausentarte por largos periodos de tiempo no es tu raza.

Si desde cachorro es expuesto a la compañía de otros animales, no tendrá problemas para congeniar con ellos. Tampoco tienen reparos con los desconocidos. Características todas ellas, junto a su escasa caída de pelo, que están motivando que esta raza sea cada vez más conocida y valorada por los amantes de los gatos.

Quienes tienen la suerte de convivir con ellos aseguran que son muy empáticos y que crean un fuerte vínculo con su tutor humano. Si estás triste o preocupado no tardará en acudir a tu encuentro para consolarte o hacerte pasar ese trance de un modo más llevadero.

Cuidados que requiere el gato exótico

Al tener pelo corto bastará con que lo cepilles un par de veces por semana para mantener limpio y lustroso su pelaje. Debido al acortamiento de su nariz, coinciden con los persas en experimentar un continuo lagrimeo que de no llevar a cabo un limpieza periocular periódica tiende a formar manchas marrones en torno a los ojos.

Sus orejas, dientes y uñas también deben ser supervisados cada cierto tiempo a fin de prevenir, por ejemplo, las otitis que producen los ácaros en las orejas o las periodontitis en los dientes por una limpieza bucal deficiente.

Por su tendencia a la obesidad no dudes en estimularlo para que se ejercite a diario y raciona su dieta primando la presencia de las proteínas. Procura evitar los piensos basados en cereales, puesto que el exceso de carbohidratos no le viene bien. Recuerda que el sobrepeso podría agravar los síntomas del llamado síndrome braquicéfalo.

Salud del gato exótico

Como ya hemos anunciado, como consecuencia de su cruce mayoritariamente con los persas el exótico ha heredado el estrechamiento de las narinas. Ello desencadena un lagrimeo persistente y la predisposición a padecer afecciones respiratorias.

Igualmente, esta raza es proclive a la seborrea oleosa, a la maloclusión dental, a la tiña y a la enfermedad renal poliquística. Todas ellas, enfermedades que pueden ser detectadas, y controlado su alcance, si le acostumbras a visitar al veterinario cada 6 meses. Como en el resto de razas, es necesario mantener actualizadas las vacunas y las desparasitaciones.

Historia de la raza y datos curiosos

Esta raza nació en EE.UU. de la mano de la jueza de razas felinas Jane Martinke. Deseaba obtener un minino similar al persa pero de pelo corto. Para ello, recurrió a la hibridación del American shorthair y del Bristish shorthair con el persa. Sin embargo, más adelante también se emplearon ejemplares de las razas azul ruso y Sagrado de Birmania.

En 1967 fue aceptado como raza pura, en 1986 la Federación Internacional Felina lo reconoció como raza y desde 1987 solo se pueden cruzar con persas. Sin duda, el exótico es un excelente compañero de vida que sabrá devolverte con creces todo el cariño que le brindes.