El gato Chartreux, características y personalidad

El chartreux es una de las razas de gato más antiguas que existen. Sus formas son redondeadas, especialmente en la cara, donde sus anchos mofletes parecen dibujar una sonrisa en su rostro. Es también conocido con el nombre de gato Cartujo.

Este felino es muy tranquilo, cariñoso y poco maullador. Por su pelaje azul y sus ojos dorados, con frecuencia, se le confunde con el azul ruso o con el korat. Por su pasado como cazador disfruta muchísimo explorando y jugando a su aire.

Características del gato chartreux

Esta raza atesora un porte robusto, musculoso y fuerte. Sin embargo, hace gala de una gran agilidad, así como de movimientos delicados. En la edad adulta pierde la forma de los hombros, dando la sensación de que la cabeza está unida al cuerpo sin cuello.

icono-mundo25 Origen Asiático
icono-gato25 Tamaño mediano
icono-peso25 Peso de 4 a 8 kg machos y de 3 a 6 kg hembras
icono-peine25 Pelo corto, denso y tupido. Color negro en la parte interna y grisáceo en la externa, también azulado
icono-cabeza-gato-25 Cabeza trapezoidal, con los bordes muy redondeados y los carrillos prominentes simulando una sonrisa
icono-orejas-25 Orejas proporcionadas con respecto al resto del cuerpo y siempre erguidas
icono-ojo-25 Ojos grandes, redondos y en tonos dorados o cobrizos. Cuando nacen los ojos son más claros y a los 3 meses se fija la tonalidad anaranjada que irá atenuándose con los años
icono-cola-25 Cola larga, bien poblada y afinándose hacia la punta
icono-longevidad-25 Longevidad estimada de 8 a 13 años
icono-casa-25 Dificultad para cuidarlo baja

 

características-de-la-raza-de-gato-Chartreux

Carácter de la raza de gato Chartreux

El chartreux, también llamado cartujo o gato maltés, es un felino sumamente tranquilo, cariñoso y juguetón. Pese a ser independiente y disfrutar de su tiempo jugando u observando en solitario necesita de la compañía de los humanos con los que forja un gran vínculo.

Se dice que su temperamento tranquilo procede de su etapa junto a los monjes cartujos, que le contagiaron su preferencia por los ambientes calmados, como si él también hubiera realizado su particular voto de silencio.

Como buenos cazadores adora los juegos, incluso creando sus propios juguetes con cualquier objeto de encuentra. Los juegos interactivos son muy adecuados para esta raza, precisamente, por su inteligencia y curiosidad.

Eso sí, siempre tratará de prevalecer o dominar sobre el resto cuando interactúa. Se lleva bien con los niños a los que les consiente todo. Adora dormir y no tardarás en comprobar cómo busca un lugar idóneo para sus largas siestas.

gato-Chartreux-en-el-jardín

Cuidados para el gato Chartreux

Esta raza es propensa al sobrepeso, en buena parte por su voracidad y su gusto por el descanso. Por tanto, deberás proveerle preferiblemente un pienso de calidad, rico en proteínas y bajo en grasas y azúcares.

Dosifica las tomas ofreciéndole tú la comida, por la mañana y por la tarde, en lugar de dejársela a su disposición. A su vez, deberás estimularle a que se ejercite a diario a través de los juegos, que tanto le agradan.

Pese a tener un pelo corto también puede enredarse y formársele en él bolas de pelo que no nos interesa que ingiera con su acicalamiento diario. Cepíllalo 1 vez por semana empleando un peine de púas finas para retirar el pelo muerto sin dañar su piel.

Deberás intensificar el cepillado en las estaciones de muda (primavera y otoño) haciéndolo a diario o, al menos, 2-3 veces por semana. Báñalo una vez cada semestre y corta sus uñas, como mínimo, 2 veces al año.

Sus orejas tienden a acumular más cerumen que en otras razas. En consecuencia, deberás ser especialmente escrupuloso con la higiene de las mismas. Utiliza una gasa estéril humedecida en suero fisiológico también para la limpieza de sus ojos.

gato-Chartreux-tumbado-en-casa

Posibles problemas de salud del Chartreux

El cartujo goza del privilegio de ser una de las razas felinas más saludables que existen. Sus únicas debilidades en este sentido son las luxaciones de rodilla o la displasia de cadera, motivadas por su propensión a la obesidad.

La gingivitis, entre otras afecciones bucodentales, así como las infecciones de oído son otros de sus talones de Aquiles en cuanto a la salud. Una correcta y periódica higiene logrará prevenir su aparición, así como la ingesta de pienso seco en el caso concreto de la gingivitis.

Historia de la raza y datos curiosos

¿Sabes que esta raza es muy popular en Francia? No en vano, el naturalista Georges-Louis Lecrerc denominó a estos ejemplares como ‘gatos de Francia’ por su arraigo allí en el siglo XVIII, probablemente tras su llegada desde Siria en el siglo XII en plenas cruzadas.

Su origen es incierto. Se estima que el chartreux procede de Siria o de las montañas entre Turquía e Irán. Así mismo, se cree que llegó a Francia desde Oriente Medio como proveedor de piel. No obstante, las primeras colonias fueron escasas.

El esfuerzo de las hermanas Leger en 1930 logró potenciar su presencia en la isla de Belle Lle e Mer, en la Bretaña francesa. La raza fue reconocida oficialmente en 1939, pero a finales de la Segunda Guerra Mundial estuvo a punto de extinguirse.

A partir de 1980 se optó por afinar los criterios de selección para relanzar su población. Los cruces con el british shorthair de los década de los 60 habían generado multitud de variantes. En la actualidad, es una de las razas más queridas en el viejo continente.

¿Sabes por qué se llama así? En la época de la peste, los monjes cartujos acogieron a varios de estos gatos para mantener sus instalaciones libres de roedores. Además de efectivo, a tenor de su carácter calmado parece que la experiencia también les resultó gratificante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí