menu
Compartir

Diabetes mellitus en gatos

 
Por Miguel Fraga García-Yanes, Veterinario. 21 abril 2022
Diabetes mellitus en gatos

Esta enfermedad se caracteriza por una falta de producción total o parcial de insulina, una hormona encargada entre otras cosas de meter la glucosa de la sangre a las células haciéndola funcional. En SoyUnGato te vamos a describir los tipos, las causas que lo originan, cómo se manifiesta y qué diagnóstico y terapias existen en función del avance de la enfermedad. ¿Quieres conocer todos los detalles? Vamos allá.

También te puede interesar: Pancreatitis en gatos

Tipos de diabetes y sus características

Al igual que sucede en los humanos, existen dos variantes de la diabetes mellitus.

  • La tipo I es causada por una anomalía pancreática (destrucción de los islotes beta) el cual es incapaz de producir insulina. Esta es muy poco frecuente en gatos, pero cuando se da es más grave.
  • La tipo II es la predominante entre los gatos (y humanos) y se caracteriza por la resistencia a la acción de la insulina (esta sí se produce). Suele estar inducido por la obesidad. Este tipo de diabetes puede ser revertida con el tiempo.

En ambos casos el resultado es similar, el organismo del gato no recibe la energía necesaria de la glucosa debiendo recurrir a las reservas de proteínas y grasas. Ya que como antes decíamos, la insulina es la encargada de hacer la glucosa funcional al facilitar su introducción de la sangre a las células.

Factores desencadenantes de la diabetes felina

Entre los factores involucrados en esta afección felina encontramos varias causas que lo pueden producir. Estas son; la edad avanzada, la obesidad y vida sedentaria, la castración en machos (tienen más riesgo), factores genéticos y las enfermedades crónicas (enfermedad periodontal, infecciones urinarias o cutáneas). En el gato hay varios aspectos diferentes respecto al perro en esta enfermedad. Pueden presentar hiperglucemia debido al estrés que puede revertirse con un buen manejo y esta enfermedad puede ser reversible si se trata a tiempo.

Diabetes mellitus en gatos - Tipos de diabetes y sus características

¿Cómo saber si un gato es diabético?

Aunque la sintomatología es más notable en perros, habrá algunos síntomas que deberían hacerte sospechar que tu gato es diabético. No obstante, no tienen por qué darse todos a la vez. Estos son los siguientes:

  • Aumento significativo de la frecuencia de micción y de la sed (polidipsia y poliuria). Esto es consecuencia directa del filtrado de glucosa por su exceso en sangre, arrastrando orina con ella, incrementando el volumen de la misma y la consecuente sensación de sed.
  • La imposibilidad de asimilar la glucosa provoca un aumento del apetito.
  • Las células nerviosas lesionadas darán lugar a apoyar las plantas de las extremidades (postura plantígrada). Esto ocurre sobre todo en gatos y se denomina neuropatía.
  • Retinopatías o cataratas pueden darse en animales sin tratar por deterioro de los vasos sanguíneos que abastecen la retina.
  • Hepatomegalia por movilización de las reservas que hace que se acumule grasa en el hígado y produce lipidosis hepática.

Diagnóstico de la diabetes

El diagnóstico se basará en varios puntos. Primero en una anamnesis o historia clínica del paciente, donde como propietarios se deberá contar todos los detalles del cuadro en la consulta. A continuación, el propietario puede realizar un examen físico del animal para determinar su condición. Basándose en los signos clínicos del paciente, se procederá a realizar varias pruebas complementarias. Primero un análisis de orina puede ser de utilidad para observar la anormal glucosa en la misma. Seguido de una analítica sanguínea completa donde se evidenciará hiperglucemia tras un ayuno de doce horas, deshidratación y aumento del hematocrito, creatinina y urea, aumento de lipasa. La medición de la fructosamina en sangre es otra prueba complementaria que ayuda a un diagnóstico más completo. Su cuantificación da una idea de la media de glucosa en sangre.

Cómo tratar a un gato con diabetes mellitus

Has de saber que en la diabetes tipo I son precisas las inyecciones de insulina. Será por tanto imprescindible el control de tres pilares;

  • Ejercicio y dieta. En gatos diabéticos la dieta adecuada y recomendable es un alimento bajo en carbohidratos y alto en proteínas (al ser estrictamente carnívoros). Se recomienda alimentos húmedos respecto a los secos, ya que la práctica totalidad de los piensos secos contienen entre un 30 % y un 70 % de carbohidratos (azúcares), insostenible para un felino con diabetes.
  • Administración de insulina. Habrá que comenzar cuanto antes para intentar remitir la enfermedad. Para la reversión aguda de la hiperglucemia se usará la de acción rápida, sin embargo, para el tratamiento a largo plazo se empleará la insulina de acción prolongada.

La insulina se administra mediante una inyección subcutánea (debajo de la piel) 2 veces al día. Lo recomendable es hacerlo siempre a las mismas horas y requiere ajustar la dosis en función de la sintomatología y peso del gato.

  • Control de enfermedades concurrentes. Será importante evitar factores que produzcan resistencia a la insulina como la obesidad, hábitos sedentarios, infecciones. Los gatos diabéticos deben ser evaluados semanalmente durante el primer mes y cada dos semanas/tres hasta que se consiga un buen control de la enfermedad. A largo plazo una revisión cada cuatro meses será suficiente.

La hipoglucemia

Se trata de un complicación, potencialmente peligrosa, que puede presentarse durante el tratamiento con insulina. El nivel de azúcar en sangre cae en picado generando debilidad, apatía, somnolencia, pérdida del equilibrio y de la coordinación, convulsiones e incluso coma. Puede producirse por una dosis de insulina excesiva o porque el animal no come lo suficiente. Esta condición exige la pronta intervención del veterinario, dado que su no abordaje puede conducir al gato a la muerte.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diabetes mellitus en gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Diabetes mellitus en gatos
1 de 2
Diabetes mellitus en gatos

Volver arriba