Coronavirus felino ¿Qué es y cuanto dura?

Al igual que el calicivirus, el coronavirus felino resulta muy contagioso y potencialmente grave si tu minino llega a recaer, ya que podrían aflorar otras enfermedades y complicaciones incompatibles con su vida. Por ello, una vez más debemos recalcar la importancia de la vacunación y de unas adecuadas medidas de higiene para prevenir que tu gato contraiga la enfermedad.

Dispón areneros de uso exclusivo para cada una de tus mascotas y evita el contacto entre ellos si alguno se ha infectado. ¿Quieres saber cuanto dura el coronavirus felino, cuales son sus síntomas y cómo tratarlo? Vamos allá.

Coronavirus felino ¿Qué es y cómo se manifiesta?

Se trata de un virus poco resistente a las altas temperaturas y a ciertos desinfectantes, pero que muta con enorme facilidad. De hecho, un mismo gato puede recaer al cabo de un cierto tiempo, una vez superada su inmunidad a la enfermedad, con sus propias heces y mostrar una sintomatología agravada e incurable. Nos referimos a la peritonitis infecciosa felina.

El coronavirus entérico felino debe su nombre a las proyecciones en forma de corona con las que cuenta en su apariencia externa, a vista microscópica. Afecta a las células epiteliales del intestino del gato provocando una leve y crónica gastroenteritis, una situación que resulta letal para los gatos de menos de un año de edad por la severa deshidratación que genera.

Aparte de los cachorros, los gatos de avanzada edad, los inmunodeprimidos por la presencia de leucemia o inmunodeficiencia y aquellos que conviven en grandes colonias son los principales grupos de riesgo. No obstante, aunque tu gato no pertenezca a estos perfiles si tiene contacto con el exterior podría contagiarse.

Síntomas del coronavirus entérico felino

La manifestación más característica del coronavirus son los vómitos, la apatía y la falta de apetito. Sin embargo, algunos gatos se muestran resistentes al virus y pueden actuar como portadores sin evidenciar ningún malestar.

En la actualidad, se está estudiando qué condiciones genéticas son las que determinan que unos gatos enfermen y otros no. En el caso de las gatas preñadas e infectadas cabe señalar que el virus no atraviesa la placenta ni que tampoco alcanza la leche materna una vez instaurada la lactancia.

Los humanos somos inmunes a este virus, aunque podemos contribuir a su propagación a través de nuestra ropa y del calzado. De ahí la necesidad de desechar estas prendas después del contacto con un gato enfermo de coronavirus. Los mayores vehículos de transmisión son las heces del gato infectado, su orina y las aguas infectadas por su saliva.

gato en el veterinario

Peritonis infecciosa felina

Como decimos, puede parecer que el coronavirus en sí no constituye una patología especialmente severa. No obstante, dada su enorme capacidad de mutación un elevado porcentaje de mininos afectos llega a recaer si no se adoptan las debidas precauciones de limpieza.

La peritonitis infecciosa y la enteritis son mutaciones del coronavirus que inducen a otras patologías al comprometer el correcto funcionamiento de órganos vitales. La peritonitis resulta muy agresiva y puede somatizarse de un modo seco o húmedo. Comienza con anorexia y anemia para agravarse dañando el hígado, los riñones y el sistema nervioso.

Peritonitis infecciosa seca

Esta variante afecta, sobre todo, a los ejemplares adultos y se caracteriza por su daño sistémico al organismo del minino. Entre sus síntomas se hallan la pérdida de peso, la fiebre, la anemia, las irregularidades en las vísceras y la neumonía con tos persistente. Sin embargo, las lesiones neurológicas y oculares son su identificativo más sobresaliente.

Así, entre los daños neurológicos están la parálisis posterior y la dificultad en la coordinación de las extremidades que evoluciona hacia la parálisis total de las mismas. Los daños oculares, por su parte, comprenden la uveítis, el edema corneal y la hifema, o lo que es lo mismo, la acumulación de sangre en el iris.

La peritonitis infecciosa seca presenta un curso clínico más largo que el de la peritonitis húmeda, pero pocos gatos sobreviven al año tras el inicio de la enfermedad.

Peritonitis infecciosa felina húmeda

Esta es la variente más fulminante al fijarse, por lo general, el tiempo de superviencia en las 5-7 semanas desde los primeros síntomas. En este caso, se produce una acumulación de líquido, rico en proteínas, en el peritoneo y en la pleura, mostrando el gato un inconfundible abombamiento en el abdomen. Esta variante es más prevalente en los gatos jóvenes.

A medida que la patología avanza en el tiempo, tiene lugar la inflamación de otros órganos (hígano, riñones y sistema linfático, principalmente), lo que cursa ictericia, vómitos, diarrea, lagrimeo persistente, congestión nasal, así como riñones y nódulos linfáticos agrandados.

gato-poniendose-la-vacuna-para-la--rinotraqueinitis

¿Cuál es el tratamiento indicado para el coronavirus felino?

Al tratarse de una dolencia vírica su tratamiento está destinado a paliar los síntomas y a prevenir las complicaciones. En este sentido, tu veterinario te prescribirá antivirales, antibióticos y corticosteroides para revertir la inflamación.

A su vez, puede pautarte una solución salina y glucosa para contrarrestar la pérdida de líquidos en tu mascota, derivada de los vómitos. Los complementos vitamínicos y ricos en minerales coadyuvarán a reforzar las defensas de tu gato.

Ante todo, prevén

Como medidas preventivas deberás extremar la limpieza de tu gato y del espacio que comparte. Desinfecta sus pertenencias y evita su contacto con otros gatos, si tienes varios en casa. Recuerda que, en ocasiones, pueden quedar adheridos restos de heces secas en su cola o perineo tras los episodios de diarrea. Deberás deshacerte de dichos restos.

A partir de los 6 meses de vida tu gato está preparado para recibir sus vacunas y los recuerdos anuales. Acude al veterinario regularmente, cada 6 meses o, al menos, 1 vez al año, para realizar los chequeos rutinarios, así como si te percatas de algo inusual. Detectar los primeros signos nada más producirse puede salvar la vida de tu gato. Tenlo en cuenta.

¿Cuanto tiempo dura el coronavirus felino?

Los gatos infectados y tratados pueden mostrar, tras recibir su tratamiento adecuado prescrito por un veterinario, mejoría a partir de la segunda semana de tratamiento. Aunque eso no significa que esté curado, ya que el virus en sí puede durar varios meses en sus heces, arenero, etc….

Seguir el tratamiento pautado por completo hará que nuestro gato pueda pasar esta enfermedad en pocas semanas, pero debemos desinfectar por completo nuestro hogar para evitar que recaiga. Eliminando así cualquier resto del virus.

Bibliografía
Carlson y Giffin. 2002. Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí