menu
Compartir

Convulsiones en gatos: causas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz. 23 noviembre 2022
Convulsiones en gatos: causas y tratamiento

Mientras que las convulsiones en gatos pequeños pueden estar causadas por causas infecciosas o por hipoglucemia, las convulsiones en gatos viejos es más frecuente que sean secundarias a enfermedades orgánicas o tumores, aunque no se pueden descartar todas las causas de convulsiones en gatos por la edad que tenga el pequeño felino. Ahora bien, ¿se pueden dar convulsiones en gatos por estrés o puede haber convulsiones en gatos por intoxicación? Si continúas leyendo este artículo de SoyUnGato podrás conocer toda la información sobre las causas de las convulsiones en gatos y su tratamiento, además de qué otros síntomas producen.

Qué son las convulsiones en gatos

Las convulsiones en los gatos son un síntoma que puede aparecer ante diferentes situaciones y daños intracraneales (estructurales) o extracraneales (reactivas) y, a veces, se pueden confundir con otros procesos como síncopes o espasmos en gatos.

Mientras que la epilepsia felina es idiopática o presenta una causa intracraneal, en el caso de las convulsiones las causas son mucho más diversas. En la especie felina las convulsiones o excitación exagerada de músculos o grupos musculares del gato se dividen en cuatro fases:

  • Fase prodrómica: se trata de un periodo que se sitúa entre días a horas antes del ataque en sí, manifestándose como una fuerte agitación del pequeño felino.
  • Aura: esta fase se caracteriza por el cambio comportamental evidente del gato. Mientras que algunos presentan un apego mayor con el cuidador queriendo estar cerca sin separarse, otros gatos se muestran más esquivos, miedosos o agresivos de lo habitual sin una causa aparente.
  • Ictus: consiste en la convulsión o ataque epiléptico propiamente dicho, en el que el gato pierde la consciencia y manifiesta los síntomas claros de convulsión.
  • Fase posictal: también llamada fase de recuperación, los gatos se muestran muy cansados, con apetito y con mayor sueño de la cuenta.

Síntomas de convulsiones en gatos

Las convulsiones en los gatos pueden ser focales, cuando solo se activa un músculo o grupo muscular, o generalizadas, cuando lo que se activa es toda la musculatura del gato, siendo estas más peligrosas y sintomáticas. Ahora bien, ¿cómo saber si un gato se está convulsionando? Generalmente, los síntomas de convulsiones en gatos son los siguientes:

  • Contracciones tónico clónicas incontrolables.
  • Pérdida de consciencia.
  • Relajación o deficiente control de esfínteres: orina y defecación incontrolada.
  • Aumento de la salivación.
  • Midriasis o dilatación pupilar.
  • Movimiento incontrolado de los ojos.
  • Maullidos exagerados.
  • Estiramiento de todas las extremidades.

Generalmente la duración de las convulsiones en los gatos es superior a un minuto pero inferior a tres o cinco minutos. Cuando pasan de este tiempo, peligra enormemente la salud e integridad del gato debido a la hipertermia que su cuerpo está generando, lo que se conoce como status epiléptico y se considera una urgencia veterinaria.

Convulsiones en gatos: causas y tratamiento - Síntomas de convulsiones en gatos

Cuáles son las causas de las convulsiones en gatos

Mientras que la epilepsia tiene un origen generalmente intracraneal, en el caso de las convulsiones las causas son muy variadas. Las causas intracraneales de las convulsiones en los gatos pueden incluir enfermedades como la meningoencefalitis, los tumores, traumatismos, las malformaciones o anomalías congénitas en el cráneo o el encéfalo.

Mientras, las causas extracraneales son muy diversas, desde enfermedades o déficits metabólicos o endocrinos como la deficiencia de vitamina B1 o tiamina, la hipoglucemia, la hipocalcemia, la hiperlipoproteinemia o las alteraciones del sodio hasta el hipertiroidismo o la diabetes, pasando por enfermedades orgánicas como las insuficiencias o problemas a nivel del hígado o los riñones y enfermedades infecciosas como la leucemia felina, la inmunodeficiencia felina o la toxoplasmosis o la peritonitis infecciosa felina.

Diagnóstico de las convulsiones en gatos

Con los síntomas que hemos descrito sobre las convulsiones en gatos, podrás reconocer fácilmente si tu gato está sufriendo de ellas o no. Aun así, siempre debes acudir al veterinario para que detecte cuáles son las causas que han desencadenado este problema y poder dar pie a un tratamiento. Para ello, deberás describir lo máximo posible las señales que has visto en tu gato.

Es común que exista confusión entre epilepsia en gatos y convulsiones, por lo que el diagnóstico estará orientado a determinar exactamente cuál de las dos sufre tu gato. Para ello, el veterinario hará:

  • Revisar el historial clínico completo.
  • Hacer un examen físico general.
  • Llevar a cabo un estudio neurológico.
  • Realizar un análisis de orina y sangre.
  • Realizar un electroencefalograma, electrocardiograma, radiografía y resonancia magnética, entre otros.

Mi gato tiene convulsiones, ¿qué hago?

Si mi gato convulsiona cuando duerme, ¿qué puedo hacer? No te asustes e intenta mantener la calma. Las convulsiones en los gatos pueden ser síntoma de múltiples procesos, como hemos comentado. La mayoría tienen solución e incluso prevención mediante revisiones veterinarias, vacunaciones, desparasitaciones y evitar las salidas al exterior o los accidentes, por lo que acudir al centro veterinario ante este problema es clave.

Si tu gato está teniendo crisis convulsivas debes saber que:

  • No es recomendable que te acerques a tu gato cuando las está teniendo.
  • Evita manipularle: mucho menos toques su boca para sacarle la lengua, pues tu gato se encuentra inconsciente y puede hacerte mucho daño o incluso provocárselo tú si empiezas a moverlo o intentar tranquilizarlo.
  • No debes gritar ni entrar en pánico: pues el sistema nervioso de tu gato puede excitarse incluso más, empeorando el cuadro.

Si hay algo que está en tu mano para poder hacer y reducir los riesgos de las convulsiones en los gatos será retirar los objetos, muebles y peligros que pueden encontrarse por la casa y que tu gato inconsciente y convulsionando puede llevarse por delante y causarle daños. También es buena idea eliminar cualquier sonido o ruido que pueda estresar o activar más al gato y evitar que entre en más calor, quita la calefacción o evita que esté arropado.

Como ves, qué hacer en vaso de convulsiones en gatos es fácil, aunque los nervios de la situación pueden jugarnos una mala pasada. Aun así, siempre que veas que tu gato convulsiona, no dudes en llevarlo al veterinario.

Convulsiones en gatos: causas y tratamiento - Mi gato tiene convulsiones, ¿qué hago?

Tratamiento para las convulsiones en gatos

Las convulsiones en los gatos se deben tratar, además de controlarlas con anticonvulsivos, con terapia para la enfermedad que la está produciendo. De esta manera, el tratamiento podrá ser muy variado dependiendo del origen, desde el uso de fármacos para controlar los problemas orgánicos o tumorales, hasta fluidoterapia o reparación de los problemas metabólicos, tratamiento específico de las infecciones víricas o parasitarias y control de las enfermedades endocrinas.

  • En el caso de convulsiones idiopáticas: o que presentan una causa congénita o estructural que no se puede solucionar, el gato deberá ser tratado toda su vida con fármacos anticonvulsivos, especialmente con fenobarbital a dosis de 1.5 a 2.5 mg/kg una vez al día, con control hepático cada 6 meses y ajuste de la dosis a los niveles de fenobarbital en sangre del gato y de la gravedad del cuadro.
  • En los casos de urgencia o status epiléptico: estaría indicado el diacepam inyectado o por vía rectal y en los casos en los que las convulsiones no se controlen solamente con fenobarbital se puede combinar con otros fármacos como Levetiracetam o la Gabapentina.

Aunque tengan el mismo tratamiento con fenobarbital, un anticonvulsivo, no debes confundirte y preguntar cómo curar la epilepsia en gatos, ya que tu gato padece de convulsiones.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Convulsiones en gatos: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía
  • Aybar, V., Casamián, D., Cerón, J. J., Clemente, F., Fatjó, J., Lloret, A., Luján, A., Novellas, R., Pérez, D.,Silva, S., Smith, K., Tegles, F., Vega, J., Zanna, G. (2018). Manual Clínico de Medicina Felina. Ed.SM Publishing LTD. Sheffield, UK.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Convulsiones en gatos: causas y tratamiento
1 de 3
Convulsiones en gatos: causas y tratamiento

Volver arriba