¿Tu minino te sorprende en más de una ocasión con sus imprevistas reacciones? El comportamiento felino, muchas veces, puede resultar incomprensible a simple vista para los humanos. Sin embargo, la ciencia ha estudiado el por qué de estos 10 comportamientos extraños de gatos.

Succionar objetos de tela, dormir en el lavabo, repentinos ataques de locura o lamer el pelo humano son algunos de los ejemplos de lo que descubrirás en las próximas líneas. Presta atención, porque en algunos de los casos requerirá una visita al veterinario. ¡Comenzamos!

Comportamientos extraños y su explicación

De todas las conductas de los felinos que nos llaman la atención vamos a centrarnos en aquellas que consideramos más recurrentes y significativas a fin de detectar posibles trastornos del comportamiento o patologías físicas.

1. Pedir comida y después ignorarla

Ten presente que los gatos crean una fuerte asociación entre la comida y el afecto. De ahí, el valor pedagógico de los snacks o golosinas cuando nos referimos al refuerzo positivo. Si tu mascota insiste en que quiere comida, maullando o frotándose contra tus piernas, y después no la come, no te preocupes: simplemente está reclamando tu atención.

2. Dormir en el lavabo

Es por todos conocida la predilección de los felinos por los lugares estrechos, techados y poco accesibles para dormir. Su instinto de supervivencia los lleva a extremar las precauciones frente a posibles depredadores. El lavado, al igual que una caja de cartón, reúne a la perfección estos requisitos. Además, si es verano no habrá un lugar más fresco.

gato-en-el-lavabo

3. Morder tela o a sí mismos

Disfrutar mordiendo y succionando prendas de tela, especialmente de lana, suele ser usual entre los gatos que han sido destetados prematuramente. Este es un claro indicador de angustia. En algunos ejemplares se manifiesta solo cuando están sometidos a estrés.

En otros, en cambio, es una práctica persistente y revela un trastorno del comportamiento, lo que los especialistas denominan estereotipia: una acción repetitiva sin ningún propósito originada por el menoscabo de alguna de las 5 libertades del bienestar animal que ya hemos tratado en ocasiones anteriores.

Los gatos abandonados, hacinados o no atendidos como merecen tratan de dar salida a su ansiedad crónica de este modo. Si comen objetos de plástico o de cartón nos hallamos ante el llamado síndrome de pica, una alteración que reclama una rápida visita al veterinario. Morderse la cola o las uñas al asearse hasta lesionarse aduce también un cuadro de estrés.

4. Ataques de locura

¿Tu gato se halla apostado tranquilo a tu lado y de pronto sale corriendo como si hubiera visto al diablo? No te asustes, lo más probable es que esté aburrido y necesite desfogar su exceso de energía. Suele ser más propio de los gatos jóvenes o de los adultos por la noche. No olvides proveerle de juguetes interactivos o juguetes de inteligencia.

Sin embargo, también podría deberse a una infestación masiva de parásitos externos. El prurito es tan generalizado o se localiza en puntos de difícil acceso que motiva este comportamiento en un claro intento del minino por mitigar su malestar.

Si observas que, aparte de los ataques de locura, su acicalamiento es compulsivo deberías consultarlo con el veterinario. Podría tratarse de neuritis o del síndrome de hiperestesia felina. La piel del lomo, desde los hombros hasta la cola, se levanta y el animal cree que tiene un objeto bajo la piel o que alguien lo persigue.

5. Lamer pelo humano

Tu mascota está emulando a su progenitora, como cuando era un cachorro y esta lo lamía para mantenerlo limpio. Ahora, tu mascota repite esta conducta contigo, porque se siente segura a tu lado y, de este modo, cuida de ti. Constituye una clara manifestación de afecto. Perteneces a su grupo familiar.

6. Rascar fuera del arenero

A tu gato no le gusta la textura de la arena de su bandeja sanitaria. De este particular modo, rascando el suelo próximo al arenero, está tratando de suplir su instinto de cubrir las heces.

7. Morder plantas

Puede deberse a aburrimiento o a la apetencia por ingerir alimentos de una textura distinta, pero en la mayoría de las ocasiones en las que un gato muerde plantas es debido a su necesidad de purgarse. Nuestra recomendación es que dispongas en casa de catnip o hierba gatera por sus múltiples beneficios para los felinos.

Cerciórate de que no tiene acceso a plantas que resultan tóxicas para los gatos. La azalea, el eucalipto, la hiedra, la hortensia, el lirio, el Jacinto, el tulipán, la Flor de Pascua y el narciso son algunas de ellas.

8. Arrastrar el trasero por el suelo

Este comportamiento sugiere que algo no va bien. Puede deberse a que se han quedado adheridas heces en su manto, si tiene el pelo largo o semilargo o si está atravesando un episodio de diarrea.

No obstante, también puede deberse a un infestación de parásitos intestinales o a la inflamación de las glándulas anales. En ambos casos, es obligatoria la visita al especialista.

9. Beber del grifo

¿Sabes que a los felinos les encanta rozar con sus patas el agua para comprobar su frescura? Algunos prefieren los bebederos metálicos mientras que otros solo admiten tomarla directamente del grifo. Es la única manera de consumirla fresca, eso piensan ellos.

Los bebederos de plástico pueden llegar a distorsionar el sabor del agua para el gusto de los mininos. Por tanto, la recomendación general veterinaria es reponer varias veces al día el agua del bebedero o hacerte con una fuente para gatos.

10. Ponerte las patas en la cara

Si la pose es suave se trata de una expresión de cariño. Sin embargo, si lo hace con fuerza podría estar aburrido y esta sería su forma de reprochártelo. Deberías dedicarle más tiempo o probar nuevos juegos y ponerlos en práctica con él. Te lo agradecerá.

Como ves, los gatos movilizan infinidad de conductas sorpresivas para comunicarse con nosotros. Conocerlas resulta esencial para cuidarlos mejor y no dejar de quedarnos fascinados por su sabiduría, ¿no crees?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí