Complementos nutricionales para gatos

0

Aunque con una alimentación de calidad nuestro gato no necesitará nada más, hay ocasiones en las que podemos necesitar una suplementación, siempre siguiendo el consejo del veterinario.

¿Mi gato necesita suplementar su alimentación?

Una buena alimentación adecuada a las necesidades del gato contiene los ingredientes que este requiere sin tener que añadir ningún tipo de complemento. De hecho, su administración sin control podría ser hasta contraproducente. Pero, en determinadas situaciones, recurrir a los suplementos nutricionales puede ser beneficioso. Serán casos como los siguientes:

  • Gatos que estén pasando por un período de estrés importante.
  • Situaciones que provocan anorexia y se necesita estimular el apetito.
  • Animales convalecientes tras enfermedades o intervenciones quirúrgicas.
  • Enfermedades que cursan con sintomatología digestiva que ha desequilibrado la flora intestinal normal.
  • En casos de artrosis y problemas similares.
  • En trastornos dermatológicos que afectan al pelo y a la piel.

Los complementos que podremos usar serán vitaminas, probióticos, condroprotectores, ácidos grasos, etc. El veterinario nos indicará la dosificación más adecuada para aprovechar todos sus beneficios. Hay que tener en cuenta que estos complementos suelen añadirse habitualmente en los alimentos comerciales.

vitaminas-en-forma-de-pastilla

¿Puedo darle mis suplementos al gato?

Nunca debemos añadir a la comida de nuestro gato suplementos alimenticios que utilicemos nosotros. Primero porque serán contadas las ocasiones en las que el gato necesite suplementación y, segundo, porque la cantidad a administrar debe ser pautada por el veterinario.

Estos complementos no son inocuos. Por ejemplo, un exceso de vitaminas o de minerales no siempre puede eliminarse del organismo, causando problemas como trastornos digestivos, dificultades en la asimilación de nutrientes por interferencia, etc.

Taurina en gatos

Dentro de los aminoácidos se incluye la taurina, de la que es seguro que todos los cuidadores de gatos han oído hablar. Su importancia radica en el hecho de que el gato por sí mismo no es capaz de producir toda la cantidad que necesita. De ahí que sea importante asegurar su adecuado aporte en la dieta.

Veremos que los piensos o los alimentos húmedos suelen incorporar taurina en dosis necesarias. En cambio, si alimentamos a nuestro gato con una dieta casera quizás debamos suplementar con taurina. Esta ayuda a la visión, al funcionamiento del corazón y al mantenimiento de la salud de la piel y del pelo.

Su déficit puede causar ceguera, problemas cardíacos, en la reproducción y el crecimiento o desórdenes neurológicos e inmunológicos. Por todo ello es importante asegurar que el gato recibe una cantidad adecuada. En este caso no hay problema de dosificación porque el exceso se elimina con la orina.

gato-con-deficit-de-taurina

Mejillón verde para gatos

Conocido científicamente con el nombre de Perna canaliculus, este molusco contiene sulfato de condroitina y ácidos grasos omega 3. El mejillón en polvo se añade a las comidas comerciales y ha demostrando mejorar la artrosis en perros. También se utiliza en gatos.

Es un condroprotector que ayuda a frenar el desgaste de la articulación y, si el veterinario lo aconseja, puede añadirse a la dieta como suplemento en algunas circunstancias como problemas en las articulaciones, los huesos, los ligamentos o los tendones.

Es importante remarcar que si nuestro gato padece alguna enfermedad como puede ser la artrosis, suplementar con mejillón verde no lo va a curar. Es el veterinario quien debe implantar un tratamiento en el que este producto será un complemento para ayudar a una mejor calidad de vida.

Omega 3 y omega 6 ¿Cuanto necesitan?

Ambos son ácidos grasos esenciales que se han incorporado también a la alimentación comercial de los gatos. Son beneficiosos para el funcionamiento del cerebro, del corazón y de los riñones. Previenen inflamaciones, mejoran procesos dermatológicos, incluidas las alergias, y articulares.

Deben administrarse en una proporción adecuada. Si la cantidad de omega 6 supera a la de omega 3 podrían aparecer problemas de arteriosclerosis o de inflamaciones. Por ello, si los suplementamos siempre debe ser siguiendo las indicaciones del veterinario. Se encuentran en aceites de pescado y en aceites vegetales, donde el gato los absorbe peor.

gato-come-yogur

Probióticos para mininos

La función de estos microorganismos es mantener la salud de la flora intestinal. Esta flora puede alterarse si hay algún trastorno digestivo. Los probióticos se van a encontrar, sobre todo, en productos lácteos que han sufrido fermentación, como el queso o el yogur.

Si nuestro gato acepta bien este tipo de alimentos y, recordemos, necesita suplementación, podríamos simplemente ofrecérselos de vez en cuando. En caso contrario existen probióticos comercializados que se le podrían administrar.

No hay que confundirlos con los prebióticos, que son fibras de origen vegetal que el intestino no digiere y que favorecen el crecimiento de bacterias beneficiosas. En resumen, los probióticos añaden bacterias “buenas” y los prebióticos ayudan a multiplicar las ya existentes, pero también pueden favorecer a las bacterias “malas”.

Fibra ¿es beneficiosa?

Además de regular el tránsito gastrointestinal, la fibra también previene enfermedades digestivas y cardiovasculares. Presente sobre todo en vegetales, estos se incluyen en la alimentación comercial para gatos.

Si el aporte de fibra es insuficiente, se puede añadir como suplemento, por ejemplo si el gato padece problemas recurrentes de estreñimiento o de heces duras. En estos casos, además de fibra, hay que mejorar la hidratación y animar a al gato a la actividad física.

Antioxidantes, totalmente necesarios

Los antioxidantes combaten los radicales libres que produce el organismo debido al envejecimiento. Están presentes, sobre todo, en frutas y verduras. Hay numerosos antioxidantes con propiedades beneficiosas para el sistema inmunitario, las articulaciones o el corazón. A los antioxidantes se les atribuyen beneficios en la prevención contra el cáncer.

Dentro de este grupo de sustancias destacan los minerales. Como ejemplo podemos citar el cobre, que desempeña diversas funciones, como su colaboración en la fijación del calcio y del fósforo. El zinc interviene en el sistema inmunitario y favorece la renovación de las células. Por su parte, el selenio protege contra el cáncer y mantiene la funcionalidad cardíaca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí