Viajar

Cómo viajar con gatos en coche

 
Miren Azurmendi
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. 14 abril 2023
Cómo viajar con gatos en coche

Si nos sigues, sabrás que una de las cosas que más odian los gatos son los cambios de rutina. Sin embargo, pese a sus reticencias, en ocasiones, tenemos que obligarlos a llevarlos de viaje. Desde SoyUnGato sabemos que con la debida planificación y adaptación a esta nueva experiencia, dicho desplazamiento puede ser llevadero para todos. Por ello, en esta entrada te explicamos cómo viajar con gatos en coche.

Salir de viaje con un gato no es algo que se pueda dejar al azar, exige preparación para que el animal se vaya habituando a los nuevos elementos con los que va a tener que interactuar. Por eso, en las próximas líneas vamos a proporcionarte consejos para viajar con gatos en coche que te servirán para convertir esa potencialmente estresante experiencia en algo positivo para tu minino. ¿Nos acompañas?

También te puede interesar: Cómo viajar en avión con un gato
Índice
  1. Cuántas horas puede viajar un gato en coche
  2. Cómo llevar un gato en el coche
  3. Consejos para viajar con gatos en coche
  4. Cómo tranquilizar a un gato en el coche

Cuántas horas puede viajar un gato en coche

Como decimos, salir de viaje rompe el status quo de tu gato y le obliga a exponerse a nuevos olores, ruidos y situaciones que percibe como peligrosas para su integridad. La ansiedad y el estrés se ven detonados y, con ellos, los mareos, los vómitos y el maullido lastimero pueden hacer acto de presencia. Por ello, si no es estrictamente necesario, debería quedarse en casa bajo la supervisión de alguien de tu confianza.

Si esto no es posible, y especialmente si es la primera vez que tu gato sale de casa, desde SoyUnGato te recomendamos que lo consultes con tu veterinario. En estos casos, los sedantes ligeros, las feromonas sintéticas de apaciguamiento, la valeriana o el catnip son recursos útiles para rebajar la tensión. En cualquier caso, su uso no está exento de una planificación que contemple la habituación del gato al transportín y al coche.

Así, varios meses antes de salir de viaje deberías permitir que tu minino tenga acceso al transportín abierto. Pulveriza las feromonas en él o en una manta suya que introducirás dentro. También puedes dejarle golosinas dentro para que lo perciba como un lugar agradable, del que no debe temer. El gato debe tener total libertad para entrar y salir durante el tiempo que desee. Recuerda premiarlo cada vez que se muestre colaborativo.

Cuando tolere permanecer dentro del transportín cerrado, deberás ir un paso más allá y avanzar en su familiarización con el otro elemento que intervendrá en vuestro viaje: el coche. Deja que lo explore y lo olisquee antes de introducirlo en el transportín. Una vez en su contenedor deberás acostumbrarlo a los viajes cortos, de no más de 5 minutos, para que se familiarice con el rodaje y el sonido del motor.

No todos los gatos son igual de tolerantes con las nuevas experiencias. Razas asiáticas como el siamés o el bobtail japonés, así como el Maine coon son de las más inteligentes y tienden a aceptar de buen grado los cambios, llegando a disfrutar sobremanera de los viajes. No obstante, de acuerdo con los expertos, si el trayecto va a ser largo, deberías realizar paradas cada 2 o 3 horas para hidratar a tu minino y dejar que se estire.

Cómo viajar con gatos en coche - Cuántas horas puede viajar un gato en coche

Cómo llevar un gato en el coche

Atendiendo a la legislación vigente, concretamente a la Ley de Seguridad Vial [1], a fin de preservar la seguridad de todos y no entorpecer la conducción, los animales pequeños, como los gatos, deben circular en su transportín. En casos extraordinarios, si no toleran bajo ningún concepto este dispositivo, podrán hacerlo sujetos con un cinturón, específico para animales, que vaya atado a su arnés.

Desde SoyUnGato te aconsejamos que optes por un transportín de aluminio o de plástico rígido, por ser ambos materiales que absorben con garantías los impactos y protegen al animal en caso de colisión. Debe constar de rejillas que favorezcan la ventilación y permitan al gato ver lo que ocurre a su alrededor. En cuanto a las dimensiones del transportín para el gato en coche, debe permitirle girarse y estirarse.

Hazte con un empapador y con un cojín, colchoneta o toalla para hacer más mullida y confortable su base. Otra de las normas para viajar en coche con gatos hace referencia a la ubicación del transportín. Puedes situarlo en el suelo, detrás de los asientos delanteros o sobre el asiento trasero, siempre atado con el cinturón. El transportín debe quedar bien fijo a fin de que el gato no se maree ni desvíe la atención del conductor.

Consejos para viajar con gatos en coche

Ahora que ya conoces cuáles son las normas para viajar en coche con gatos y la importancia de habituar al minino, a través de breves sesiones, al transportín y al coche, queremos completar esta información con unas recomendaciones, especialmente útiles si te preguntas cómo hacer un viaje largo en coche con un gato.

Toma nota de los siguientes consejos para viajar con gatos en coche:

  • Procura no alterar sus rutinas, por ejemplo, sus horarios para comer.
  • Juega con él para cansarlo y favorecer que aproveche el viaje para dormir.
  • No le des de comer inmediatamente antes ni durante el viaje. Lo idóneo es que hayan transcurrido 2 o 3 horas desde que comió.
  • Evita las corrientes de aire, dejando las ventanas bajas o no modulando el aire acondicionado, así como el contacto directo con el sol.
  • No realices movimientos bruscos ni pongas la radio a un volumen elevado. Tampoco grites ni permitas el barullo si viajas con niños.
  • Si el viaje va a prolongarse durante varias horas, programa paradas cada 2 o 3 horas. Tu gato podrá estirarse y beber agua, al tiempo que tú podrás aprovechar para hacer lo propio y revisar el interior del transportín. Quizás debas reemplazar el empapador, porque ha vomitado o ha hecho sus necesidades.
  • Nunca abras el transportín durante el trayecto ni en las paradas para evitar accidentes. Tampoco lo dejes solo en el coche. Si las temperaturas son elevadas, un golpe de calor podría ser letal para él.
  • Lleva contigo la documentación de lo identifique (cartilla sanitaria, microchip y pasaporte si se trata de un país extranjero). No está de más anotar las direcciones de las veterinarias que discurran por tu recorrido.
Cómo viajar con gatos en coche - Consejos para viajar con gatos en coche

Cómo tranquilizar a un gato en el coche

Especialmente los mininos de interior, por ser razas más tranquilas, suelen estar menos habituados a este tipo de experiencias y puede resultar más costoso tranquilizarlos al viajar en coche. Si pese a la familiarización y a la puesta en práctica de nuestros consejos para viajar con gatos en coche no logras calmarlo, te sugerimos que pares y optes por las feromonas de apaciguamiento o por hierbas que les resultan relajantes, como el catnip.

Nunca pulverices las feromonas sobre el gato, debes hacerlo sobre el ambiente o sobre, por ejemplo, la manta o toalla que lleve dentro del transportín. Asegúrate de que está bien hidratado y si consideras que se encuentra demasiado nervioso, visita alguna de las clínicas veterinarias que coincidan con vuestro itinerario. Lo usual es que siguiendo nuestras pautas, viajar con gatos en coche se traduzca en una experiencia agradable para todos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo viajar con gatos en coche, te recomendamos que entres en nuestra sección de Viajar.

Referencias
  1. Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo viajar con gatos en coche