menu
Compartir

Ataxia en gatos: síntomas, causas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz. 9 agosto 2022
Ataxia en gatos: síntomas, causas y tratamiento

La ataxia es un síntoma que consiste en la marcha alterada por el déficit de equilibrio, precisión y coordinación de los movimientos diarios. Esta alteración se debe a problemas a nivel del sistema nervioso del pequeño felino y se puede clasificar en tres tipos principales: ataxia propioceptiva, ataxia vestibular y ataxia cerebelar, según el lugar donde se sitúa el daño.

Si quieres conocer más sobre la ataxia en los gatos, no dudes en continuar leyendo este artículo de SoyUnGato donde podrás saber qué es, qué síntomas tiene, qué causas la producen, cómo se diagnostica y cómo se trata.

También te puede interesar: Colitis en gatos: tratamiento y síntomas

Qué es la ataxia en gatos

La ataxia es un síntoma, más que una enfermedad, y surge como resultado de la falta o el déficit de equilibrio, coordinación y precisión de los movimientos de nuestros gatos. Este resultado es consecuencia de una alteración del sistema nervioso. Afecta en mayor medida a la posición corporal y especialmente a las extremidades y el cuello, ya que se produce cuando hay una alteración o lesión en las áreas que intervienen y controlan los movimientos del pequeño felino.

Tipos de ataxia en gatos

Las zonas que se encargan de los movimientos del felino son las siguientes, y dependiendo de cuál haya sido la afectada, hablaremos de un tipo de ataxia u otro:

  • El sistema sensorial o propiocepción, donde encontramos la médula espinal y los nervios periféricos, encargados de detectar la posición y el movimiento de los tendones, los músculos y las articulaciones. Aquí se produce la ataxia propioceptiva o sensorial.
  • El sistema vestibular, que mantiene la posición de las extremidades, los ojos y el tronco del gato, por lo que le confiere la sensación de equilibrio. Aquí hablaríamos de ataxia vestibular.
  • El cerebelo interviene en la coordinación y precisión de los movimientos. Aquí se origina la ataxia cerebelar.

Síntomas de ataxia en gatos

Los síntomas que pueden presentar los gatos con ataxia son muy diversos, ya que dependen de la causa que la haya producido y de dónde se localice el daño neurológico. En general, los signos clínicos de un gato con ataxia son los siguientes:

  • Debilidad.
  • Desorientación.
  • Temblores.
  • Descoordinación.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Hipometría (pasos más pequeños de lo normal).
  • Hipermetría (pasos más extensos y exagerados de lo habitual).
  • Dificultad para comer.
  • Problemas de eliminación de heces y orina.
  • Inclinación de la cabeza.
  • Movimiento rápido de los ojos hacia los lados o de arriba abajo.
  • Marcha en círculos.
  • Arrastre de las patas.
  • Maullidos frecuentes.
  • Pérdida de apetito.
  • Vómitos.
  • Tropiezos.
  • Espasmos.
  • Problemas auditivos.
Ataxia en gatos: síntomas, causas y tratamiento - Síntomas de ataxia en gatos

Causas de la ataxia en gatos

Si te preguntas qué provoca la ataxia en gatos debes saber que la causa de este síntoma en la especie felina surge como consecuencia de una alteración en alguna de las áreas antes comentadas. Así pues, encontramos las siguientes causas en función de la zona afectada:

  • Ataxia sensorial. Si el sistema sensorial está afectado por un daño en los nervios periféricos o la médula espinal, se denomina ataxia sensorial y consiste en que el gato no tiene una consciencia del espacio propia. Muchos gatos nacen ya con este problema aunque no siempre va a ser permanente y las causas que lo originan son varias, desde desórdenes metabólicos hasta infecciones, traumas, accidentes cerebrovasculares o tumores.
  • Ataxia vestibular. Si el daño se encuentra en el sistema vestibular el equilibrio se verá afectado, pues es el sistema que lo controla y suele ser consecuencia de procesos, enfermedades o daños en el oído interno, en el nervio vestibular o en el tronco encefálico. Suelen manifestarlo con inclinación de la cabeza hacia el lado de la lesión y balanceo al caminar.
  • Ataxia cerebelar. Cuando es el cerebelo el afectado, los gatos muestran unos movimientos descoordinados y exagerados, pues el órgano que controla la coordinación y el equilibrio está dañado. Las causas de la ataxia cerebelar pueden ser hipoglucemia, hidrocefalia, hipocalcemia, contagio de panleucopenia felina en la gestación de una gata (produce ataxia en gatos bebés), encefalitis, toxoplasmosis, derrame cerebral o deficiencia de vitamina E.

Diagnóstico de la ataxia en gatos

Solo el veterinario de tu gato podrá diagnosticar correctamente el tipo de ataxia que está padeciendo tu pequeño felino tras una buena anamnesis, exploración física general y examen neurológico. Además, pueden ser necesarias otras pruebas diagnósticas, que pasan desde analíticas hasta pruebas de diagnóstico por imagen como radiografías, ecografías, tomografía computarizada o laboratoriales, en busca de algún agente infeccioso.

Conseguir un correcto diagnóstico es clave para intentar atajar el problema de tu gato, por lo que en cuanto notes alguno de los síntomas antes mencionados debes acudir a un centro veterinario.

Cómo curar la ataxia en gatos: tratamiento

Si te preguntas cómo se cura la ataxia en un gato debes saber que lo primero es conocer el tipo de ataxia que tiene y el problema que la está ocasionando, así como ver si es algo congénito sin tratamiento o si tiene solución. Sin embargo, es importante resaltar que no siempre tiene cura. Por ejemplo, en los casos de ataxia cerebelar por hipoplasia del cerebelo debido a una infección intrauterina del virus de la panleucopenia felina el tratamiento es imposible, pero estos gatitos son viables, solo que necesitan mucha más ayuda y control debido a sus torpes y exagerados movimientos. Esta es la causa principal de ataxia en gatos cachorros y, aunque no se cura, hay cuidados que se puede aplicar.

La ataxia con mejor pronóstico es la vestibular, pues la mayoría de las causas que la originan son tratables. En los casos de ataxia cuyo origen sea un tumor, se debe valorar si es operable y/o tratable mediante quimioterapia o radioterapia. Si la causa es una infección se debe aplicar el tratamiento específico a fin de acabar con el microorganismo.

Por todo esto, es importante que al más mínimo signo de ataxia lleves a tu gato a un centro veterinario para que investiguen qué le puede estar pasando y si tiene o no solución.

Cuánto vive un gato con ataxia

Lamentablemente, no podemos responder a esta pregunta con precisión, ya que depende, nuevamente, del tipo de ataxia que sufra el gato y de la causa que la origine. Como hemos comentado en el apartado anterior, muchos casos son curables y otros no, pero con los cuidados adecuados los mininos pueden tener una buena calidad de vida durante muchos años. Por ello, insistimos, es fundamental acudir al centro veterinario para saber cómo cuidar a un gato con ataxia en función de la zona afectada.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ataxia en gatos: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía
  • Muñoz, ‎P.; Morgaz, ‎J.; Galán, A. (2015). Manual clínico del perro y el gato, 2ª Edición. Editorial Elsevier.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Ataxia en gatos: síntomas, causas y tratamiento
1 de 2
Ataxia en gatos: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba