Síndromes

Asma felino: síntomas y tratamiento

 
María Besteiros
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. Actualizado: 8 marzo 2023
Asma felino: síntomas y tratamiento

El asma felino o felina es una enfermedad respiratoria muy frecuente entre los gatos que puede manifestarse de una manera leve, con tos y dificultades respiratorias, pero también de manera más grave donde el gato puede que se quede sin respiración y tenga tos crónica con episodios repetitivos. Detectar los síntomas de forma precoz nos ayudará a controlar mejor la calidad de vida de un gato con asma, procurando un tratamiento adecuado que le ayude a llevar una vida totalmente normal.

Por otro lado, aunque gran parte de la población se pregunta si el asma felino es contagioso, la respuesta es que no. El asma felino no es contagioso ya que se trata de una enfermedad que afecta a las vías respiratorias de nuestros pequeños peludos. Para tener más información sobre ello, sigue leyendo el siguiente artículo de SoyUnGato sobre el asma felino, síntomas y tratamiento, donde también hablaremos de cuál es la esperanza de vida de un gato con asma.

Índice
  1. Qué es el asma felino
  2. Síntomas del asma felino
  3. Causas del asma felino
  4. Diagnóstico del asma felino
  5. Tratamiento para el asma felina
  6. Cómo prevenir los ataques de asma felino
  7. Esperanza de vida de un gato con asma

Qué es el asma felino

El asma felina o felino es una enfermedad crónica en la que las vías respiratorias donde se inflaman como reacción de hipersensibilidad a diferentes irritantes. Los bronquios, que se encargan de llevar el aire hasta los pulmones, se comprimen para cerrarle el paso al irritante, a la vez que producen mucosidad para envolverlo y tos para expulsarlo. La inflamación, la contracción y el moco estrechan las vías respiratorias, dificultando la respiración.

Es una patología que puede verse en gatos de cualquier edad. Parece que los gatos siameses son más propensos a padecerla y que la obesidad favorece su aparición. Se la conoce también con nombres como bronquitis eosinofílica, bronquitis asmática, asma bronquial, asma alérgico, bronquitis alérgica, bronquitis crónica o EPOC, aunque para algunos autores son enfermedades diferentes.

Síntomas del asma felino

Aunque la presentación del asma felina es variable y en algunos casos es tan leve que pasa desapercibida, destaca la aparición de los siguientes síntomas, más o menos intensos y con menor o mayor duración.

  • Tos de más de cinco minutos: que aparece más de dos veces en una hora, más de tres veces al día o en episodios puntuales durante 2-3 semanas.
  • Estornudos.
  • Problemas para respirar.
  • Esfuerzo respiratorio.
  • Ruidos respiratorios: como sibilancias.
  • Respiración con la boca abierta tras un esfuerzo: en los casos graves el gato también sacará la lengua. Te contamos "Por qué mi gato está con la boca abierta" en el siguiente artículo de SoyUnGato.
  • Respiración abdominal, rápida y superficial.
  • Intolerancia al ejercicio.
  • Deglución dificultosa de mucosidad que se puede confundir con náuseas o vómitos.
  • Cianosis: es decir, coloración azulada de las mucosas por falta de oxígeno.
  • Colapso respiratorio: lo que supone una urgencia veterinaria, pues el gato podría fallecer.
  • Enfisema pulmonar con la enfermedad muy avanzada.
Asma felino: síntomas y tratamiento - Síntomas del asma felino

Causas del asma felino

Al afectar al sistema respiratorio, el asma felina o felino es considerada una alergia en gatos, ya que la reacción ante el alérgeno se manifiesta con una inflamación del tejido que recubre los bronquios y estrechando las vías aéreas. De ahí que se produzca la dificultad al respirar del gato.

El desencadenante de esta reacción alérgica puede ser muy diverso. Por ello, vamos a ver cuáles son las principales causas que provocan el asma felina y que afectan al sistema respiratorio de nuestro gato:

  • Moho
  • Ácaros
  • Humo de la chimenea
  • Productos de limpieza, aerosoles y ambientadores
  • Exposición al humo de tabaco
  • Contaminación ambiental en el entorno
  • Polen
  • Velas aromáticas

Diagnóstico del asma felino

Basándose en los principales síntomas o signos clínicos, el veterinario podrá diagnosticar si el gato sufre de asma felina o no. Aun así, también se deben de realizar distintas pruebas o exámenes para asegurarse de que está ante un caso de asma felino y no otra enfermedad que tenga síntomas similares. Entre dichos exámenes se incluyen:

  • Análisis de sangre.
  • Análisis de heces.
  • Radiografía del tórax: en ella se podrán apreciar los bronquios del gato con asma mucho más visibles de lo normal por la alteración patológica que están sufriendo. Aun así, dependiendo del grave de gravedad del asma felino, la radiografía del tórax puede parecer completamente normal.
Asma felino: síntomas y tratamiento - Diagnóstico del asma felino

Tratamiento para el asma felina

Una vez confirmado el diagnóstico, que se hace al descartar otras causas como parásitos externos, cuerpos extraños, enfermedad cardíaca o pulmonar, PIF o neumotórax, el veterinario utilizará antiinflamatorios y broncodilatadores para abrir las vías respiratorias de forma que se solucione la dificultad respiratoria del gato. Como hemos dicho, se suelen hacer radiografías pero pueden ser completamente normales. Los lavados bronquiales y las citologías arrojan información relevante para la confirmación del diagnóstico.

El lavado bronquial requiere anestesia general y consiste en introducir y recuperar suero fisiológico a través de la tráquea. El tratamiento va a aliviar los síntomas pero no es extraño que el cuadro se repita. Los gatos con una presentación aguda que no pueden respirar deben recibir con urgencia oxígeno, corticosteroides, para desinflamar, y broncodilatadores, además de un manejo extremadamente cuidadoso, ya que el estrés agrava el cuadro. Por eso en algunos casos se hace necesario sedar.

Los inhaladores y la aerosolterapia se prefieren a la medicación oral por minimizar los efectos secundarios y actuar con rapidez. Los inhaladores funcionan al pulsarlos, eliminando una dosis del fármaco. Se utilizan con cámaras de inhalación donde se concentra la medicación para que el gato la respire. La aerosolterapia sirve para fluidificar la mucosidad, así se elimina con mayor facilidad. No existe ningún tratamiento casero ni homeopatía para este problema de salud en gatos, no malgastes tu tiempo mientras la salud de tu gato empeora.

Aunque hay quienes prueban a fabricar un inhalador casero para gatos, la mejor opción es obtener un inhalador para gatos que esté aprobado, testado en clínicas veterinarias y diseñado especialmente para la especie felina. A continuación te dejamos una opción segura que puedes obtener online y que es compatible con distintos recipientes. Además, su válvula de baja resistencia facilita que el gato inhale suavemente y sin estrés.

Si la sintomatología persiste, el veterinario se replanteará el diagnóstico, por si el cuadro estuviese causado por tumores, parásitos o problemas cardíacos. Aunque en numerosas ocasiones no es posible saber qué ha desencadenado la reacción asmática, se intentará localizar algún alérgeno mediante pruebas de alergia. De encontrarlo se puede vacunar.

Asma felino: síntomas y tratamiento - Tratamiento para el asma felina

Cómo prevenir los ataques de asma felino

Siempre es importante un control del entorno para evitar posibles factores desencadenantes. Pero, insistimos, al contrario de lo que sucede en el asma humano, en la mayoría de casos no se confirma un origen alérgico. Aun así, aquí van algunos consejos sobre cómo prevenir los ataques de un gato con asma en base a un control del ambiente:

  • Si es posible y entra dentro de tu presupuesto, hazte con arena para gatos sin polvo: por lo que es más aconsejable sílice que papel, serrín, sepiolita o similares.
  • No rocíes aerosoles, insecticidas o ambientadores cuando tu gato esté cerca.
  • Limpia frecuentemente tu casa para evitar que se acumule el polvo.
  • Ten cuidado con los productos de limpieza que utilizas para que no inhale humos tóxicos.
  • No fumes alrededor de tu gato para que no esté expuesto a este tipo de humo.
  • En la medida de lo posible, evita utilizar alfombras o moquetas donde se acumula suciedad y polvo.
  • Alimenta al gato con una dieta de calidad: en el caso de que se trate de pienso, no debe tener partículas en suspensión ni croquetas rotas. Si el gato presenta sobrepeso es muy importante que, junto a su veterinario, establezcamos un plan dietético para devolverlo a su peso ideal o, al menos, acercarnos lo más posible a este.

Además, como hemos mencionado, el veterinario prescribirá corticoides a la mínima dosis posible y fármacos administrados con inhalador. La medicación presenta el inconveniente de que puede ser difícil conseguir ponérsela al gato, aunque, para muchos, será más sencillo que administrar una pastilla. Hay gatos que se asustan con el ruido que produce. En función de cada caso el veterinario puede añadir fármacos como antibióticos, broncodilatadores, etc.

Esperanza de vida de un gato con asma

El pronóstico en esta enfermedad es muy variable y va a depender de lo rápido que se inicie el tratamiento, ya que cuanto más tiempo pase más daño se habrá producido en el sistema respiratorio.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Asma felino: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Síndromes.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Asma felino: síntomas y tratamiento