¿Cómo añadir un segundo gato al hogar?

1

¿Crees que tu gato necesita compañía mientras te ausentas por trabajo? Si no recibe la estimulación que precisa puede sentirse solo y deprimirse, pero ¿cómo añadir un segundo gato al hogar sin disputas territoriales?

En esta entrada de SoyUngato recopilamos toda la información que debes tener presente en el momento de llevarlo a cabo. Tan necesario como seguir los pasos del proceso es respetar ciertos aspectos que te mostramos en las siguientes líneas. ¿Preparad@?

Consejos previos a la llegada del segundo gato

¿Por qué crees que tu gato necesita compañía? ¿Existe un perfil idóneo de compañero para tu mascota? Para dar respuesta a estos y a otros interrogantes vamos a desarrollar los aspectos a los que has de atender antes de dar el paso de acoger a un nuevo gato:

  • ¿Tu felino está correctamente socializado y no ha sido separado de su madre y hermanos antes del mes de vida? En caso afirmativo, si consideras que tu gato tolera a sus iguales y que su calidad de vida mejorará será buena idea un segundo gato.
  • ¿Dispones de espacio suficiente para que ambos felinos puedan desenvolverse felices? Si vives en un pequeño apartamento coloca estanterías en las paredes o plataformas elevadas para que puedan tumbarse y observarlo todo. Ganarás espacio.
  • Cerciórate de que el nuevo inquilino está vacunado, desparasitado y que no presenta ninguna enfermedad infecciosa a través del correspondiente chequeo veterinario. Lo último que queremos es que se transmitan patologías.
  • En cuanto al perfil, lo recomendable es que optes por un segundo gato de corta edad y de carácter afín al que ya tienes. Por lo general, los gatos de hasta 5 años de edad aceptan de buen grado a los cachorros.

Sin embargo, si tienes un gato muy tranquilo o de más edad no conviene introducir un cachorro porque su nivel de energía o su percepción del juego no son equiparables y podrían surgir conflictos.

Si cuentas con un macho no esterilizado no te aconsejamos que añadas otro macho sin esterilizar porque las peleas, los intentos de fuga y los marcajes serán constantes.

La convivencia resulta más apacible entre ejemplares del mismo sexo y que hayan sido esterilizados. Si no deseas esterilizarlos un macho y una hembra se llevarán bien. Eso sí, prepárate para la explosión demográfica que viviréis.

gato-observando-bajo-la-manta

¿Cómo introduzco a mi segundo gato sin sobresaltos?

En este punto has de saber que el autoconocimiento de ambos felinos debe abordarse de forma calmada y progresiva. Resulta decisivo que te muestres paciente y que no les obligues a hacer lo que no les apetece. Ellos deben marcar el ritmo del proceso.

Existen distintas alternativas de abordaje a partir del llamado “sistema de los 15 días”. Sin embargo, algunos etólogos desaconsejan esta técnica porque propicia las disputas territoriales una vez que finalizan los quince días.

Por ello, nuestra recomendación se resume en las siguientes etapas.

1. Preparar el hogar

Deberás tener preparada una habitación con todos los enseres del nuevo inquilino (bandeja sanitaria, comedero, bebedero, camita y juguetes) y cerrar la puerta cuando ya haya llegado.

Es necesario que esta habitación no ocupe un lugar preferencial de la casa, ya que tu gato primigenio podría sentirse relegado a un segundo lugar.

La duración de esta fase inicial variará en función de la reacción de ambos felinos, pero no debería prolongarse más de allá de varios días.

Premia a tu gato primigenio con su snack o golosina favorita cada vez que se acerque a olisquear la habitación de su nuevo compañero.

Un recurso que acelera la aceptación de ambos gatos es compartir objetos, como una manta, impregnados en sus feromonas e intercambiarlos. De este modo favorecerás su autoconocimiento. Sellarán su particular firma química común.

Puedes recurrir a productos artificiales elaborados para lograr este fin. Nos referimos, por ejemplo, a Feliway, un difusor de las feromonas faciales del gato que facilita el marcaje del espacio reconocido como propio. Con él no se sentirán invadidos.

2 Permite al nuevo gato indagar por toda la casa

Al cabo de varios días siendo conscientes de la presencia del otro puedes permitir que el nuevo gato salga de su habitación para conocer el resto de la casa. Tu gato primigenio puede acceder a la habitación del nuevo inquilino sin su presencia.

dos-gatos-jugando

3 Prepara el contacto visual

El siguiente estadio consiste en preparar el primer contacto visual entre ellos. Para ello, ayúdate de un transportín de plástico rígido. Introduce en él al nuevo felino y deja que se vean.

No te preocupes si observas que se bufan, entra dentro de lo natural y no tiene por qué significar que no se toleran. Al cabo de un tiempo dentro del transportín debes dejar que el gato salga con el otro felino a cierta distancia.

Como precaución cierra todas las puertas y tapa los bajos de las camas o del sofá para prevenir disputas en las que no puedas intervenir.

Lo más saludable es que recurras a medios disuasorios neutrales, como por ejemplo el agua, para atajar peleas que consideres que ponen el peligro su integridad y que evitan que tomes partido a favor de ninguno de ellos.

4 Deja que se conozcan

Si el encuentro ha resultado satisfactorio podrás dejarles solos en una misma habitación, siempre con cierta supervisión, al menos, durante los primeros minutos e incluso que duerman juntos.

Como ves, lo prioritario es que se conozcan poco a poco, que se familiaricen con los olores del otro y que ninguno de ellos considere un intruso al otro, sino todo lo contrario.

Deberás facilitar el conocimiento del nuevo espacio al recién llegado y la aceptación del otro por parte del primigenio haciéndole comprender que su estatus no se va a ver mermado por la llegada de su compañero.

Ahora que ya sabes cómo añadir un segundo gato al hogar te animamos a que lo pongas en práctica. Disfrutarán de su compañía, aprenderán mutuamente y acabarán queriéndose, pese a no ser animales gregarios como los perros.

1 COMENTARIO

  1. A mí gato Tusi que es un ser evolucionado, le llegaron 6 compañer@s de golpe. Mi hermana se separó de su pareja y con ella vinieron sus gat@s. Han tenido sus pequeños toques de atención entre ellos pero ni una pelea. Tusi ha sido un anfitrión con mérito. A veces hay que dejar que la naturaleza haga su trabajo. Vivimos todos muy felices. Somos 11 seres vivos en casa 😍.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí